30 de Junio y 1 de Julio próximo Curso Presencial Online de Técnica Metamórfica con Orientación pedagogica Waldorf

IMG_20180525_233515

Próximo Curso el 30 de Junio y 1 de Julio de 2018 (Inscripción abierta hasta el 25 de Junio, 8 plazas máximo) Enlace directo al evento donde pueden ver información detallada 

Opiniones de quienes ya han participado de estas jornadas recientemente

 

 

 

 

IMG_20180607_175006

El objetivo principal de este curso es que puedan comenzar a practicar la técnica correctamente desde el mismo momento que terminamos a sus familiares o a quienes quieran

Técnica metamórfica
1. poniendo en actividad inteligentemente al cuerpo vital, la tecnica metamorfica desencripta de la memoria celular los bloqueos energeticos, liberando de condicionamientos a los vehiculos de expresion de estos patrones traumaticos antes de que se fijen. Todo lo que los niños asimilan a traves de su cuerpo sensorio, se va convirtiendo en las bases de su personalidad, muchas experiencias modernas como tener que abandonar el hogar desde bebes y estar separados de su madre pueden y son seriamente traumáticas para los infantes, los niños no perciben el mundo como lo percibimos nosotros, sino que lo viven con una intensidad muy extrema. Una alegría, un temor, un sentimiento de separación u abandono. La TM ayuda a encontrar el equilibrio a traves del desbloqueo de patrones energéticos prefijados en la memoria celular, antes de que se conviertan en condicionamientos irreversibles.

2. Una tecnica para liberar de la memoria celular los condicionamientos, posibles efectos de situaciones traumaticas que se fijan en la etapa del embarazo y en los primeros años de la vida. Robert St John, reflexologo, naturista y su discipulo Gaston Saint Pierre, diplomado en Educación Montessori descubrieron y desarrollaron respectivamente esta poderosisima herramienta de liberación para niños, adultos y sobre todo durante el embarazo y los bebes ya que si se practica durante el embarazo se eviten que se fijen las cristalizaciones ya antes de nacer. En mi experiencia personal y familiar, y con todas las personas que he tratado los resultados son sorprendentes y fascinantes para ser una técnica tan sencilla de aplicar sabiendo bien los conceptos y todo lo necesario para aplicarla correctamente la puede aplicar cualquier persona en familia.

Los talleres de este ciclo van a aportarnos una herramienta de resolución, de retornar a los niños a quienes son realmente aunque reciban permanentemente estímulos externos que los están condicionando, ya que imitan todo lo que ven y oyen y eso va formando su patrón energético de conducta y de personalidad, pero también sienten lo que pensamos y sentimos, aunque queramos estar callados y ocultarles nuestros problemas y también son condicionados por estos factores. Así su personalidad se va bloqueando y trastocando en estos años tan sagrados en los que conviene preservarles en su integridad. La técnica metamórfica es una herramienta eficaz para devolverles a su estado natural y quitarles todo este peso cultural de encima, nos allana el difícil camino de la educación y les permite a ellos liberarse abriendo un puente directo en nuestra comunicación solucionando conflictos que a veces son muy complejos de resolver utilizando la psicología. El fundamento pedagógico nos ayudará a comprender como ve la vida nuestro niño, como abordarlo desde el respeto sin dejarle a la deriva sin limites. Les propongo unos talleres económicos ya que los padres y madres sabemos lo que hoy cuesta llevar a nuestros niños a terapia, aprendiendo la Técnica nosotros en familia y así poder aplicarnos la terapia mutuamente en casa para mimarnos unos a otros lo que también acrecienta en gran manera la sanación.
En el pre-parto, en cualquier momento, en momentos conflictivos de la familia y siempre que quieran podrán aplicarse la Técnica ya que es realmente sencilla solo hay que tener una serie de cosas presentes para que funcione adecuadamente y cumplirlas, mama a papa, papa a mama o a los niños y bebes una herramienta de meta-amor-fosis al alcance de las manos, una herramienta de sanación familiar

EL CURSO ONLINE EN VIVO
Significa que estaremos juntos durante toda la jornada de fin de semana, donde participaremos por Videoconferencia en Facebook Live. Podran hacer sus preguntas instantáneamente en el momento por chat. El material se publica en el grupo antes del curso al que tendras acceso una vez confirmada la asistencia mediante pago por PayPal, transferencia o tarjeta de débito o crédito.

DURACIÓN DEL CURSO Y HORARIOS:
. Sabado: duración 4:30hs en vivo conmigo ya puedes hacer tu primera práctica de la tecnica metamorfica a alguien de tu familia o a ti mismo/a
. Domingo: Tendras acceso durante todo el domingo al material grabado del día anterior para poder repasarlo, tomar apuntes y hacer todas las preguntas que desees a través del grupo de Wahtsapp del curso o dentro del Facebook debajo de los vídeos. Los horarios del domingo los puedes elegir según tu conveniencia.
. Una semana mas dentro del grupo de Wahtsapp para nuevas dudas que te puedan surgir. Ya para entonces es recomendable que practiques la tecnica de donde surgirán nuevas preguntas que yo te contestare y todos en el grupo nos beneficiaremos de las dudas de los demás. Es un excelente método para aprender una gran cantidad de contenido en poco tiempo. Si no puedes asistir en ese día u horario, no te preocupes! ponte en contacto conmigo ya que el curso queda grabado podrás acceder al material en diferido poniendonos de acuerdo y hacer las consultas igual que si hubieses estado el sábado.

VALOR DEL CURSO: 55€ (paypal hará el cambio a tu moneda local de manera segura no debes preocuparte, y con una comisión minima) que se abonan en el momento de reservar la plaza anticipadamente ya que son grupos pequeños para hacerlo mas personalizado y de gran calidad, haciendo click en el link del evento (aquí mismo donde pone entradas)

FORMA DE PAGO: por paypal si tienes cuenta y sino con tarjeta de débito o crédito. PayPal es la manera mas agil, segura que existe hasta el momento. Adaptara y converira tu moneda inmediatamente y con una comisión mucho mas conveniente que los que suelen cobrarse en los bancos al hacer una transferencia.

QUE HAGO SI NO TENGO PAYPAL NI CUENTA NI TARJETA?
En este caso que ha pasado las chicas pidieron a alguien de confianza, amigo o familiar que si tenga, que les efectue el pago y le dieron el dinero a dicha persona en efectivo y así pudieron participar.

Para mas información puedes pedirla por wahtsapp desde cualquier país (es gratuito) al +34688956366
Curso Presencial Online se entrega manual y certificado del Taller.
Horario según el país:
16:00hs España
9:00hs Colombia, Perú y Mejico 8:00hs Nicaragua
11:00hs Chile y Uruguay
15:00hs Reino Unido

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1511907182268886&id=100003488563988&refid=52&__tn__=-R

Curso Práctico a Profesores 1919: Conferencia III Rudolf Steiner: Sobre las artes plásticamente formativas, la música y la poesía

Recuerden que este blog solo podrá seguir enriqueciéndose y seguir siendo gratuito a base de donaciones. Haz tu donación con el link Donar. No creas que otro lo hará porque no es así

Conferencia de Rudolf Steiner 25 de Agosto de 1919 GA294
Curso Práctico / Profesores: Conferencia III: Sobre las artes plásticamente formativas, la música y la poesía
la última conferencia [ Allgemeine Menschenkunde als Grundlage der Pädagogik , tercera conferencia (el curso adjunto. Véase el Prefacio).] Le llamé la atención sobre la necesidad, como punto dela última conferencia [ Allgemeine Menschenkunde als Grundlage der Pädagogik , tercera conferencia (el curso adjunto. Véase el Prefacio).] Le llamé la atención sobre la necesidad, como punto de partida en la enseñanza, para una cierta formación artística, de involucrar a todo el ser, sobre todo, a la “voluntad de vivir”. De las discusiones que hemos seguido usted verá en una vez, por qué es importante, y verán, además, que la enseñanza debe manejarse de manera que siempre tenga en cuenta que el hombre contiene un elemento muerto, un elemento moribundo, que debe transmutarse en algo viviente. Cuando abordamos la naturaleza y otros reinos del mundo en una actitud meramente contemplativa, mediante imágenes mentales, estamos en la línea de la muerte; pero cuando abordamos la naturaleza y otros seres del mundo con nuestra voluntad, tomamos parte en un proceso de vivificación. Como educadores, entonces, tendremos la tarea de vivificar continuamente la sustancia muerta, para proteger de la expiración total esa cualidad en el hombre que gravita hacia la muerte; incluso, en cierto sentido, para fertilizarlo con qué elemento vivificante puede generar la voluntad. Por esta razón, no debemos temer comenzar nuestro trabajo con el niño con una cierta forma artística de enseñanza.

Ahora todo lo que se acerca al hombre artísticamente se divide en dos corrientes: la corriente de lo plásticamente formativo y la corriente de lo musicalmente poético. Estos dos dominios del arte, el de lo plásticamente formativo y lo musicalmente poético, son realmente polos opuestos, aunque precisamente a través de su antítesis polar son capaces de reconciliarse en una síntesis superior, en una unidad superior. Ustedes estarán familiarizados, por supuesto, con el hecho de que esta dualidad del elemento artístico sale a la luz incluso en términos raciales durante el curso de la evolución del universo. No hace falta recordar ciertos escritos de Heinrich Heine para que esta dualidad sea evidente: demostró que lo que procedía del pueblo griego, o estaba relacionado con ellos, era lo que crecía racialmente desde su naturaleza interna, está especialmente predispuesto hacia la conformación plásticamente formativa del mundo, mientras que todo lo que surgió del elemento judío está especialmente predispuesto al elemento realmente musical del mundo. Entonces, estas dos corrientes se distribuyen racialmente, y cualquiera que sea sensible a estas cosas podrá rastrearlas fácilmente en la historia del arte. Naturalmente, hay aspiraciones que surgen continuamente, aspiraciones justificadas, para unir lo musical con lo plásticamente formativo. Pero solo pueden estar completamente unidos en una Euritmia perfectamente desarrollada, donde lo musical y lo visible pueden convertirse en uno, naturalmente, todavía no, porque solo estamos en el comienzo, pero en los objetivos y el logro final de la Euritmia. Debe, por lo tanto, recordemos que toda la naturaleza armoniosa del hombre contiene un elemento plásticamente formativo hacia el cual se inclina la voluntad-impulso en el hombre. ¿Cómo, entonces, podemos describir adecuadamente este talento humano para ser plásticamente creativo?

Si fuéramos seres puramente intelectuales, si solo observáramos el mundo a través de las concepciones, gradualmente deberíamos convertirnos en cadáveres ambulantes. De hecho, deberíamos dejar la impresión aquí en la tierra de los seres moribundos. Solo a través del impulso que sentimos dentro de nosotros para animar plásticamente-creativamente con la imaginación lo que está muriendo en conceptos, nos salvamos de esta muerte. Debes tener cuidado de querer reducir todo a la unidad de una manera abstracta, si deseas ser verdaderos educadores. Ahora no debes decir: “No debemos cultivar el elemento dador de muerte en el hombre, debemos evitar cultivar el mundo conceptual, el mundo del pensamiento en el ser humano”. En el ámbito espiritual psíquico, eso daría como resultado el mismo error. como si fueran doctores, convirtiéndose en grandes pedagogos, debían contemplar el curso de la civilización y decir: “Los huesos representan el lado de la muerte en el hombre; entonces, protejamos al hombre de este elemento agonizante, intentemos mantener sus huesos vivos, suaves. “La opinión de tales médicos terminaría por darles a todos raquitismo. Siempre implica un principio falso para proceder a decir, como a muchos teósofos y antropósofos les gusta hacer, si se habla de Ahriman y Lucifer [R. Steiner, Esquemas de la Ciencia Oculta , Prensa Filosófico-Antroposófica del Goetheanum, Dornach, también las Cuatro Obras Misteriosas .] y sus influencias en la evolución humana; dicen que estas cosas dañan la naturaleza humana, por lo tanto debemos tener cuidado con ellas. Pero eso equivaldría a excluir al hombre de todos los elementos que deberían formar su constitución. De la misma manera, no podemos evitar el cultivo del elemento conceptual; debemos cultivarlo, pero al mismo tiempo no debemos descuidar el acercamiento a la naturaleza humana con lo plásticamente formativo. De esta manera, se obtiene la unidad deseada. No es el resultado de la extinción de un elemento, sino del cultivo de ambos, uno al lado del otro. En este sentido, la gente de hoy no puede pensar en términos de unidad. Por esta razón, también, ellos no entienden el Estado Triple. [ R. Steiner, The Threefold State .] En la vida social, la única solución correcta es que la vida espiritual, la vida económica y la vida de los derechos estén de pie una al lado de la otra y que su unión se desarrolle de manera creativa y no a través de la organización humana abstracta. Solo imagine lo que significaría si la gente dijera: “Como la cabeza es una unidad, y el resto del cuerpo también, el cuerpo humano es realmente una anomalía; ¡debemos evolucionar la cabeza del resto del cuerpo y permitir que se mueva libremente en el mundo! “Solo actuamos de acuerdo con la naturaleza cuando permitimos que el todo crezca fuera de aspectos unilaterales.

La pregunta, entonces, es desarrollar el aspecto aislado, la educación conceptual. Luego, el otro aspecto aislado, el plásticamente formativo, anima lo que se desarrolla en el mero concepto. La pregunta aquí es elevar estas cosas a la conciencia sin perder nuestra ingenuidad, ya que esta edad siempre aniquila la conciencia. No hay necesidad de sacrificar nuestra ingenuidad si modelamos las cosas de manera concreta, no abstraída. Por ejemplo, sería muy bueno desde todos los puntos de vista comenzar lo más temprano posible con lo plásticamente formativo, dejando que el niño viva en el mundo del color, saturándose como maestro con las instrucciones dadas por Goethe. la parte didáctica de su “Teoría del color” ( Farbenlehre) ¿Cuál es la base de la parte didáctica del Farbenlehre de Goethe ? [ Ver la Introducción a los trabajos de Goethe sobre Ciencias Naturales, editado por Rudolf Steiner.] El secreto es que Goethe siempre imbuye a cada color por separado con un tono de sentimiento. Enfatiza, por ejemplo, la enardecedora cualidad del rojo, enfatiza no solo lo que ve el ojo, sino lo que el alma experimenta en rojo. De la misma manera él pone énfasis en la tranquilidad, la autoabsorción, experimentada por el alma en azul. Es posible, sin sacudir la ingenuidad del niño, introducirlo en el mundo del color para que las sensaciones del mundo del color se manifiesten en las experiencias de la vida. (Si, dicho sea de paso, el niño se pone al principio completamente sucio, será un buen paso en su educación si está entrenado para ponerse menos sucio).

Comience tan pronto como sea posible para que el niño entre en contacto con los colores, y al hacerlo, es una buena idea aplicar diferentes colores a un fondo de color de los que aplica a una superficie blanca; y tratar de despertar tales experiencias en el niño como solo puede surgir de una comprensión científica espiritual del mundo del color. [ Teoría del color de R. Steiner . ] Si trabajas como lo hice con algunos amigos en la cúpula más pequeña del edificio Dornach, [ Wege zu einem neuen Baustil (“Formas de un nuevo estilo en arquitectura”) cinco conferencias de Rudolf Steiner, con 104 ilustraciones. La Prensa Filosófico-Antroposófica del Goetheanum, Dornach, Suiza.] adquieres una relación viviente con el color. A continuación, descubre si, por ejemplo, está pintando con azul, que el color azul en sí mismo posee el poder de retratar la interioridad. Podemos decir, entonces, que al pintar a un ángel impulsado por su propia interioridad, sentirá el impulso espontáneo de mantenerse en azul, porque el sombreado del azul, la luz y la oscuridad del azul, produce en el alma la sensación de movimiento perteneciente a la naturaleza del alma Un color amarillo rojizo produce en el alma la experiencia del brillo, dando una manifestación hacia lo externo. Si, entonces, la impresión es agresiva, si nos encontramos con una aparición de advertencia, si el ángel tiene algo que decirnos, si desea hablarnos desde su entorno, lo expresamos en tonos de amarillo y rojo.

Entonces, nosotros mismos debemos estar muy convencidos de que el simple dibujo es algo falso. Lo más verdadero es la experiencia del color; menos cierto es la experiencia de la luz y la sombra, y lo menos cierto es el dibujo. El dibujo como tal ya se acerca a ese elemento abstracto presente en la naturaleza como un proceso de morir. Realmente deberíamos dibujar solo con la conciencia de que estamos esencialmente dibujando una sustancia muerta. Con los colores debemos pintar con la conciencia de que estamos evocando el elemento vivo de lo que está muerto. ¿Cuál es, después de todo, la línea horizontal? Cuando simplemente tomamos un lápiz y trazamos una línea horizontal, hacemos un abstracto, una cosa muerta, algo que no es cierto para la naturaleza, que siempre tiene dos corrientes: la de los muertos y la de los vivos. Extraemos la tendencia única y afirmamos que es naturaleza. Pero si digo: “Veo verde y veo azul, que son diferentes el uno del otro”, la línea horizontal emerge de la contigüidad de los colores y expreso una verdad. De esta forma gradualmente te darás cuenta de que la forma de la naturaleza realmente surge del color, que por lo tanto la función del dibujo es la abstracción. Deberíamos producir ya en el niño en crecimiento un sentimiento apropiado para estas cosas, porque vivifican el ser de toda su alma y la ponen en una relación correcta con el mundo exterior. Nuestra civilización está notoriamente enferma por la falta de una relación correcta con el mundo exterior. No hay absolutamente ninguna necesidad, deseo recordarle, de volver a la unilateralidad otra vez en la enseñanza. Por ejemplo, será bastante inteligente pasar gradualmente del arte puramente abstracto que la gente produce en su deleite por la belleza, al arte concreto, a las artes y la artesanía, para la humanidad hoy en día necesita urgentemente producciones verdaderamente artísticas en las condiciones generales de la civilización. De hecho, en el transcurso del siglo XIX nos hemos reducido a hacer muebles para complacer el ojo, por ejemplo, a hacer una silla para el ojo, mientras que su carácter inherente debe sentirse cuando está sentado. Para ese fin debe ser formado; deberíamos sentir la silla; no solo debe ser hermoso; su naturaleza debe ser ser sentado. Toda la fusión del sentido de los sentimientos con la silla, e incluso el sentido del sentimiento cultivado -con la forma en que se forman los brazos en la silla, etc.- deben expresarse en la silla, en nuestro deseo de encontrar apoyo en la silla. Si, por lo tanto, debíamos introducir la enseñanza de la vida escolar en el trabajo manual y las habilidades manuales con un sesgo técnico-industrial decidido, deberíamos prestar a la escuela un gran servicio. Solo imagínense el gran problema cultural al que se enfrenta el individuo que tiene buenas intenciones con la humanidad, cuando ve cómo, por ejemplo, las abstracciones están a punto de inundar la civilización moderna: ya no habrá ni siquiera un residuo de belleza. en la civilización; ¡esto será exclusivamente utilitario! E incluso si la gente sueña con la belleza, no tendrá sentido de la compulsión que tenemos para enfatizar más enfáticamente que nunca la necesidad de la belleza, debido a la socialización de la vida hacia la que gravitamos. Esto debe ser realizado.

Por lo tanto, no debe haber reservas con lo plásticamente formativo en la enseñanza. Pero igualmente debe haber reservas en la experiencia real de ese elemento dinámico que se expresa en la arquitectura. Aquí es muy fácil caer en el error de presentar al niño demasiado pronto a esta experiencia. Pero, en cierto sentido, incluso esto debe suceder; Diré algunas palabras a los niños de Münich que estaban de vacaciones en Dornach, ochenta de ellos, y que habían recibido doce lecciones de Euritmia de Frau Kisseleff, [ maestra de Euritmia en el Goetheanum, 1913-27.] y que pudieron demostrar lo que habían aprendido a un grupo de su personal y antropósofos Dornach. Los niños tenían sus corazones en su trabajo, y al final de la actuación completa de Eurhythmy, que también incluyó demostraciones de nuestros Euritanitores Dornach, los niños se acercaron y dijeron: “¿Te gustó también nuestro desempeño?”. Tenían el impulso real de realizar también. Fue una cosa hermosa. Ahora, a petición de las personas que habían organizado todo el entretenimiento, tuve que decir unas palabras a los niños. Era la tarde antes de que los niños fueran llevados de regreso a Münich y al distrito. Dije expresamente: “Te estoy diciendo algo que todavía no entiendes. Solo lo entenderás más tarde. Pero fíjate si escuchas la palabra ‘Alma’ en el futuro, ¡ya que no puedes entenderlo! “. Este dibujo de la atención del niño hacia algo que aún no comprende, que primero debe madurar, es extraordinariamente importante. Y el principio es falso, que está muy presente en estos días: solo debemos impartirle al niño lo que puede entender en este momento: este principio convierte a la educación en algo muerto y le quita su elemento vivo. Porque la educación es solo vivir cuando lo que se ha asimilado es apreciado por un tiempo profundo en el alma, y luego, después de un tiempo, es llamado a la superficie. Esto es muy importante en la educación de siete a quince años de edad; en estos años se puede introducir mucho con ternura en el alma del niño, que solo se puede entender más adelante. Te ruego que no sientas escrúpulos en enseñar más allá del niño edad y apelando a algo que solo puede entender más adelante. El principio contrario ha introducido un elemento amortiguador en nuestra pedagogía. Pero el niño debe saber que tiene que esperar. Es uno de los sentimientos que podemos promover dentro del niño que él debe estar listo para esperar una comprensión perfecta hasta mucho más tarde. Por esta razón, no era para nada una mala idea hacer que los niños simplemente aprendieran 1 × 1 = 1 , 2 × 2 = 4, 3 × 3 = 9, etc., en lugar de que lo aprendan, como lo hacen hoy, de la máquina de calcular. Este principio de forzar la comprensión del niño debe ser derrocado. Naturalmente, solo puede hacerse con tacto, ya que no debemos alejarnos demasiado de lo que el niño puede amar, pero puede absorber una gran cantidad de material, puramente bajo la autoridad del maestro, cuya comprensión solo amanece más tarde.

Si le presenta el elemento plásticamente formativo al niño de esta manera, verá que puede vivificar gran parte de lo que está minando la vida.

El elemento musical, que vive en el ser humano desde el nacimiento y que, como ya he dicho, se expresa particularmente en el tercer y cuarto año del niño en un regalo para bailar, es esencialmente un elemento de voluntad, potente para la vida. Pero, por extraordinario que parezca, es cierto que contiene lo que representa su papel en el niño, una vida excesiva, una vida embrutecedora, una vida dirigida contra la conciencia. El desarrollo del niño es llevado muy fácilmente por una experiencia profundamente musical en un cierto grado de conciencia reducida. Hay que decir, por lo tanto: “El valor educativo de la música debe consistir en una constante inter-armonización del elemento dionisíaco que brota en el ser humano, con el apolíneo.

Ahora esta es la posición: el karma desarrolla la naturaleza humana con un sesgo hacia un lado u otro. Esto es particularmente notable en la música. Pero quiero señalar que aquí se enfatiza demasiado. No debemos insistir demasiado: este es un niño musical; este no es musical Ciertamente el hecho está ahí, pero para sacar de él la conclusión de que el niño no musical debe mantenerse separado de toda la música y solo los niños musicales deben recibir una educación musical, es totalmente falso; incluso los niños más no musicales deberían incluirse en cualquier actividad musical. Es correcto sin duda, desde el punto de vista de producir música cada vez más, solo para animar a los niños realmente musicales a aparecer en público. Pero incluso los niños no musicales deberían estar allí, desarrollando la sensibilidad, porque notará que incluso en el niño no musical hay una huella de la disposición musical que está muy abajo y que la ayuda amorosa trae a la superficie. Eso nunca debe descuidarse, ya que es mucho más cierto de lo que imaginamos, en palabras de Shakespeare

El hombre que no tiene música en sí mismo
ni se mueve con la concordia de dulces sonidos,
es apto para traiciones, estratagemas y despojos; … No
permita que ningún hombre sea confiable.

[ El mercader de Venecia , Acto V, Escena I. ]

Esa es una verdad muy fundamental. Por lo tanto, no se debe dejar de hacer nada para poner en contacto la música que los niños consideraban al principio no musical.

Pero de la mayor importancia, particularmente social, será el cultivo de la música de una manera elemental, de modo que, sin ninguna teoría paralizante, los niños aprendan de los hechos elementales de la música. Los niños deben tener una idea clara de los elementos de la música, de las armonías y melodías, etc., desde la aplicación de los hechos más elementales, desde el análisis auditivo de melodías y armonías, para que en la música procedamos a construir la estructura de el elemento artístico como un todo de la misma manera elemental que lo hacemos con el elemento plásticamente formativo, donde comenzamos con el detalle aislado. Esto ayudará a mitigar la intrusión persistente en la música del diletantismo; a pesar de esto, no se debe negar por un momento que incluso el diletantismo musical tenga cierta utilidad en la vida social de la comunidad. Sin ella, no deberíamos ser capaces de llegar muy lejos, pero debería limitarse a los oyentes. Precisamente, si esto se hiciera, sería posible dar la debida importancia dentro de nuestra vida social a quienes realmente pueden producir música. Porque no debe olvidarse que todo el arte plásticamente formativo tiende a individualizar a las personas: todo el arte de la música y la poesía, por otro lado, fomenta las relaciones sociales. Las personas se unen y se unen en música y poesía; pero se vuelven más individuales a través del arte plástico y formativo. La individualidad está mejor conservada por lo plásticamente formativo; la vida social se mantiene mejor en el disfrute común y la experiencia de la música y la poesía. La poesía se crea en la soledad del alma, allí sola; pero se entiende a través de su recepción general. Sin intención de inventar una abstracción, podemos decir que el hombre revela su alma más íntima en la creación de la poesía, y que su alma interna encuentra respuesta nuevamente en el alma más profunda de otras personas que absorben su creación. Es por eso que el placer, sobre todas las cosas, en y anhelo de la música y la poesía, debe ser cultivado en el niño en crecimiento. En poesía, el niño debe familiarizarse temprano con la poesía real. El individuo crece hoy en un orden social en el que es tiranizado por la prosa del lenguaje. Hoy hay innumerables recitadores que tiranizan a las personas con prosa y colocan en el primer plano del poema nada más que el contenido en prosa. Y cuando el poema es tan recitado que el énfasis se pone en el contenido del pensamiento, lo consideramos hoy en día la recitación perfecta. Pero una recitación realmente perfecta es aquella que enfatiza particularmente el elemento musical. En las pocas palabras con las que a veces presento nuestras demostraciones de Euritmia, a menudo he llamado la atención sobre la manera en que en un poeta como Schiller surge un poema desde lo más profundo de su alma. En muchos de sus poemas, primero siente la inclinación de una melodía indefinida, y solo más tarde en esta melodía indefinida hunde, por así decirlo, el contenido, las palabras. La melodía indefinida es el elemento en el que se suspende el contenido, y la actividad poética vive en la configuración del lenguaje, no en el contenido, sino en la medida, en el ritmo, en la preservación de la rima, eso está en la música que subyace a la poesía. Dije que el modo presente de recitación es tiranizar a las personas, porque siempre es una tiranía darle el mayor valor a la prosa, al contenido de un poema, a su tratamiento abstracto. Espiritualmente-científicamente, solo podemos escapar de la tiranía presentando un tema, como siempre trato de hacer, desde los ángulos más diferentes, para que la comprensión de ello se mantenga fluida y artística. Sentí un placer particular cuando uno de nuestros amigos artísticamente dotados dijo que ciertos ciclos de mis clases, puramente en virtud de su estructura interna, podrían transformarse en una sinfonía. Algo de este tipo realmente subyace a la estructura de ciertos ciclos. Tomemos, por ejemplo, el ciclo dado en Viena [ desde los ángulos más diferentes, para que la comprensión de la misma se mantenga fluida y artística. Sentí un placer particular cuando uno de nuestros amigos artísticamente dotados dijo que ciertos ciclos de mis clases, puramente en virtud de su estructura interna, podrían transformarse en una sinfonía. Algo de este tipo realmente subyace a la estructura de ciertos ciclos. Tomemos, por ejemplo, el ciclo dado en Viena [ desde los ángulos más diferentes, para que la comprensión de la misma se mantenga fluida y artística. Sentí un placer particular cuando uno de nuestros amigos artísticamente dotados dijo que ciertos ciclos de mis clases, puramente en virtud de su estructura interna, podrían transformarse en una sinfonía. Algo de este tipo realmente subyace a la estructura de ciertos ciclos. Tomemos, por ejemplo, el ciclo dado en Viena [Inneres Wesen des deuschen und Leben zwischen Tod und neuer Gebrut , 1914. ] sobre la vida entre la muerte y un nuevo nacimiento, y verán que podrían hacer una sinfonía a partir de ella. Eso es posible porque una conferencia antroposófica no debe causar una impresión tiránica, sino que debe despertar la voluntad de la gente. Sin embargo, cuando las personas llegan a un tema como el “Estado Triple”, dicen que no pueden entenderlo. En realidad, no es difícil de entender; solo que no están acostumbrados al modo de expresión.

En consecuencia, es de extrema importancia llamar la atención del niño en cada poema sobre la música subyacente. Por esta razón, la división de la enseñanza debe organizarse de modo que las lecciones de recitación se acerquen lo más posible a las de la música. El maestro de música debe estar en contacto cercano con el maestro de recitación, de modo que cuando una lección sigue a la otra se logre una conexión viva entre las dos. Sería especialmente útil si el maestro de música todavía estuviera presente durante la lección de recitación y viceversa, para que cada uno pueda indicar continuamente las conexiones con la otra lección. Esto excluiría completamente lo que es actualmente tan prominente en nuestra vida escolar, y lo que es realmente horrible: la explicación abstracta de los poemas. Esta explicación detallada de los poemas, que raya peligrosamente en la gramática, es la muerte de todo lo que debería influir en el niño. Esta “interpretación” de poemas es algo bastante espantoso.

Ahora te opondrás: ¡pero la interpretación es necesaria para entender el poema! La respuesta a eso debe ser: la enseñanza debe organizarse para formar un todo. Esto debe discutirse en la reunión semanal del personal. Este y ese poema vienen a recitar. Luego debe fluir del resto de la enseñanza lo que es necesario para la comprensión del poema. Se debe tener cuidado de que el niño prepare con él para la lección de recitación lo que necesita para comprender el poema. Puede bastante bien, por ejemplo, tomar Schiller’sSpaziergang- explicar el aspecto histórico-cultural, el aspecto psicológico del poema, no tomar una línea después de la otra con el poema en la mano, sino para familiarizar al niño con la sustancia. En la lección de recitación, el énfasis debe ponerse únicamente en la comunicación artística del arte.

Si tuviéramos que guiar el elemento artístico de esta manera, en sus dos corrientes, para armonizar la naturaleza humana de principio a fin, deberíamos tener resultados muy importantes. Simplemente debemos considerar que cuando un ser humano canta es un logro infinitamente valioso de compañerismo con el mundo. Cantar, como ves, es en sí mismo un eco del mundo. Cuando el ser humano canta, expresa la sabiduría significativa de la que se construye el mundo. Pero no debemos olvidar que cuando canta, combina la melodía cósmica con la palabra humana. Es por eso que algo antinatural entra en la canción. Esto se puede sentir fácilmente en la incompatibilidad del sonido de un poema con su contenido. Significaría un cierto progreso si uno persigue el intento ya comenzado, para mantener el recitativo en las líneas, y solo para animar la rima con melodía, de modo que las líneas pasaran en un flujo de recitativo y la rima se cantara como una aria. [Paul Baumann, canciones de la escuela Waldorf gratuita . ] Esto daría lugar a una separación limpia de la música de un poema de sus palabras, lo que, por supuesto, perturbaría a la persona realmente musical.

Y nuevamente, cuando se cultiva el oído musical del individuo, él mismo se vuelve más dispuesto a vivir una experiencia de la esencia musical del mundo. Este es el valor supremo para la evolución del individuo. No debemos olvidar: en lo plásticamente formativo contemplamos la belleza, la vivimos; en la música nosotros mismos nos convertimos en belleza. Esto es extraordinariamente significativo. Cuanto más atrás te adentras en los viejos tiempos, menos encuentras lo que realmente llamamos música. Tienes la clara impresión de que la música solo está en proceso de creación, a pesar del hecho de que muchas formas musicales ya están muriendo de nuevo. Esto surge de un hecho cósmico muy significativo. En todo el arte plástico o formativo, el hombre era el imitador del viejo orden celestial. La imitación más alta de un orden mundial celestial es la imitación plástica formativa del mundo. Pero en la música el hombre mismo es creativo. Aquí él no crea de un material dado, sino que sienta las bases de lo que solo se realizará en el futuro. Por supuesto, es posible crear música de un tipo imitando musicalmente, por ejemplo, la agitación del agua o la canción del ruiseñor. Pero la verdadera música y la verdadera poesía son una creación de algo nuevo, y de esta creación de lo nuevo surgirán un día las evoluciones de Júpiter, Venus y Vulcano. [R. Steiner, Esquemas de la Ciencia Oculta . ] Al vincularnos con la música, recuperamos, en cierto sentido, lo que aún debe ser; lo recuperamos para la realidad a partir de la nulidad actual de su existencia.

Solo al vincularnos de esta manera con los grandes hechos del mundo adquirimos una comprensión correcta de la enseñanza. Solo esto puede conferirle la consagración correcta, y al recibir esta consagración se transforma realmente en una especie de servicio divino.

He configurado más o menos un ideal. Pero seguramente nuestra práctica concreta puede variar en el ámbito del ideal. Hay una cosa que no debemos descuidar, por ejemplo, cuando vamos con los niños que estamos enseñando -como lo haremos, por supuesto- a las montañas y los campos, cuando, es decir, los llevamos a la naturaleza. Al presentar a estos niños así a la naturaleza, siempre debemos recordar que la enseñanza de las ciencias naturales en sí misma solo pertenece al edificio de la escuela. Supongamos que estamos llegando al país con los niños y llamamos su atención sobre una piedra o una flor. Al hacerlo, deberíamos evitar escrupulosamente tanto el eco de lo que enseñamos en el aula como para que se escuche fuera de la naturaleza. Al aire libre debemos referir a los niños a la naturaleza de una manera bastante diferente de lo que hacemos en el aula. Nunca debemos descuidar la oportunidad de llamar su atención sobre el hecho de que los estamos sacando a la luz para sentir la belleza de la naturaleza y estamos llevando de vuelta los productos de la naturaleza a la sala de clases, para que allí podamos estudiar y analiza la naturaleza con ellos. Por lo tanto, nunca deberíamos mencionar a los niños, mientras estamos afuera, lo que les explicamos en la escuela, por ejemplo, sobre las plantas. Deberíamos insistir en la diferencia entre estudiar la naturaleza muerta en el aula y contemplar la naturaleza en su belleza al aire libre. Debemos comparar estas dos experiencias una al lado de la otra. Quien lleva a los niños a la naturaleza para ejemplificarlos al aire libre de algún objeto de la naturaleza, lo que está enseñando en la sala de clase no está funcionando bien. Incluso en los niños deberíamos evocar la sensación de que es triste tener que analizar la naturaleza cuando regresemos a la sala de clase. Solo los niños deben sentir la necesidad de ello, porque, por supuesto, la perturbación de lo natural es esencial incluso en la construcción del ser humano. En ningún caso deberíamos suponer que hacemos bien en exponer un escarabajo científicamente al aire libre. La explicación científica del escarabajo pertenece a la sala de clase. Lo que deberíamos hacer cuando sacamos a los niños al aire libre es excitar el placer en el escarabajo, deleitarnos en la forma en que él corre, en sus maneras divertidas, en su relación con el resto de la naturaleza. Y de la misma manera no deberíamos dejar de despertar el sentido distintivo en el alma del niño de que la música es un elemento creativo, un elemento que va más allá de la naturaleza, y que el hombre mismo se convierte en un compañero creador de la naturaleza cuando crea música. Este sentido naturalmente tendrá que formarse de una manera muy rudimentaria como una experiencia, pero la primera experiencia que se siente desde el elemento de la música como la voluntad es que el hombre debe sentirse parte del cosmos.

partida en la enseñanza, para una cierta formación artística, de involucrar a todo el ser, sobre todo, a la “voluntad de vivir”. De las discusiones que hemos seguido usted verá en una vez, por qué es importante, y verán, además, que la enseñanza debe manejarse de manera que siempre tenga en cuenta que el hombre contiene un elemento muerto, un elemento moribundo, que debe transmutarse en algo viviente. Cuando abordamos la naturaleza y otros reinos del mundo en una actitud meramente contemplativa, mediante imágenes mentales, estamos en la línea de la muerte; pero cuando abordamos la naturaleza y otros seres del mundo con nuestra voluntad, tomamos parte en un proceso de vivificación. Como educadores, entonces, tendremos la tarea de vivificar continuamente la sustancia muerta, para proteger de la expiración total esa cualidad en el hombre que gravita hacia la muerte; incluso, en cierto sentido, para fertilizarlo con qué elemento vivificante puede generar la voluntad. Por esta razón, no debemos temer comenzar nuestro trabajo con el niño con una cierta forma artística de enseñanza.

Ahora todo lo que se acerca al hombre artísticamente se divide en dos corrientes: la corriente de lo plásticamente formativo y la corriente de lo musicalmente poético. Estos dos dominios del arte, el de lo plásticamente formativo y lo musicalmente poético, son realmente polos opuestos, aunque precisamente a través de su antítesis polar son capaces de reconciliarse en una síntesis superior, en una unidad superior. Ustedes estarán familiarizados, por supuesto, con el hecho de que esta dualidad del elemento artístico sale a la luz incluso en términos raciales durante el curso de la evolución del universo. No hace falta recordar ciertos escritos de Heinrich Heine para que esta dualidad sea evidente: demostró que lo que procedía del pueblo griego, o estaba relacionado con ellos, era lo que crecía racialmente desde su naturaleza interna, está especialmente predispuesto hacia la conformación plásticamente formativa del mundo, mientras que todo lo que surgió del elemento judío está especialmente predispuesto al elemento realmente musical del mundo. Entonces, estas dos corrientes se distribuyen racialmente, y cualquiera que sea sensible a estas cosas podrá rastrearlas fácilmente en la historia del arte. Naturalmente, hay aspiraciones que surgen continuamente, aspiraciones justificadas, para unir lo musical con lo plásticamente formativo. Pero solo pueden estar completamente unidos en una Euritmia perfectamente desarrollada, donde lo musical y lo visible pueden convertirse en uno, naturalmente, todavía no, porque solo estamos en el comienzo, pero en los objetivos y el logro final de la Euritmia. Debe, por lo tanto, recordemos que toda la naturaleza armoniosa del hombre contiene un elemento plásticamente formativo hacia el cual se inclina la voluntad-impulso en el hombre. ¿Cómo, entonces, podemos describir adecuadamente este talento humano para ser plásticamente creativo?

Si fuéramos seres puramente intelectuales, si solo observáramos el mundo a través de las concepciones, gradualmente deberíamos convertirnos en cadáveres ambulantes. De hecho, deberíamos dejar la impresión aquí en la tierra de los seres moribundos. Solo a través del impulso que sentimos dentro de nosotros para animar plásticamente-creativamente con la imaginación lo que está muriendo en conceptos, nos salvamos de esta muerte. Debes tener cuidado de querer reducir todo a la unidad de una manera abstracta, si deseas ser verdaderos educadores. Ahora no debes decir: “No debemos cultivar el elemento dador de muerte en el hombre, debemos evitar cultivar el mundo conceptual, el mundo del pensamiento en el ser humano”. En el ámbito espiritual psíquico, eso daría como resultado el mismo error. como si fueran doctores, convirtiéndose en grandes pedagogos, debían contemplar el curso de la civilización y decir: “Los huesos representan el lado de la muerte en el hombre; entonces, protejamos al hombre de este elemento agonizante, intentemos mantener sus huesos vivos, suaves. “La opinión de tales médicos terminaría por darles a todos raquitismo. Siempre implica un principio falso para proceder a decir, como a muchos teósofos y antropósofos les gusta hacer, si se habla de Ahriman y Lucifer [R. Steiner, Esquemas de la Ciencia Oculta , Prensa Filosófico-Antroposófica del Goetheanum, Dornach, también las Cuatro Obras Misteriosas .] y sus influencias en la evolución humana; dicen que estas cosas dañan la naturaleza humana, por lo tanto debemos tener cuidado con ellas. Pero eso equivaldría a excluir al hombre de todos los elementos que deberían formar su constitución. De la misma manera, no podemos evitar el cultivo del elemento conceptual; debemos cultivarlo, pero al mismo tiempo no debemos descuidar el acercamiento a la naturaleza humana con lo plásticamente formativo. De esta manera, se obtiene la unidad deseada. No es el resultado de la extinción de un elemento, sino del cultivo de ambos, uno al lado del otro. En este sentido, la gente de hoy no puede pensar en términos de unidad. Por esta razón, también, ellos no entienden el Estado Triple. [ R. Steiner, The Threefold State .] En la vida social, la única solución correcta es que la vida espiritual, la vida económica y la vida de los derechos estén de pie una al lado de la otra y que su unión se desarrolle de manera creativa y no a través de la organización humana abstracta. Solo imagine lo que significaría si la gente dijera: “Como la cabeza es una unidad, y el resto del cuerpo también, el cuerpo humano es realmente una anomalía; ¡debemos evolucionar la cabeza del resto del cuerpo y permitir que se mueva libremente en el mundo! “Solo actuamos de acuerdo con la naturaleza cuando permitimos que el todo crezca fuera de aspectos unilaterales.

La pregunta, entonces, es desarrollar el aspecto aislado, la educación conceptual. Luego, el otro aspecto aislado, el plásticamente formativo, anima lo que se desarrolla en el mero concepto. La pregunta aquí es elevar estas cosas a la conciencia sin perder nuestra ingenuidad, ya que esta edad siempre aniquila la conciencia. No hay necesidad de sacrificar nuestra ingenuidad si modelamos las cosas de manera concreta, no abstraída. Por ejemplo, sería muy bueno desde todos los puntos de vista comenzar lo más temprano posible con lo plásticamente formativo, dejando que el niño viva en el mundo del color, saturándose como maestro con las instrucciones dadas por Goethe. la parte didáctica de su “Teoría del color” ( Farbenlehre) ¿Cuál es la base de la parte didáctica del Farbenlehre de Goethe ? [ Ver la Introducción a los trabajos de Goethe sobre Ciencias Naturales, editado por Rudolf Steiner.] El secreto es que Goethe siempre imbuye a cada color por separado con un tono de sentimiento. Enfatiza, por ejemplo, la enardecedora cualidad del rojo, enfatiza no solo lo que ve el ojo, sino lo que el alma experimenta en rojo. De la misma manera él pone énfasis en la tranquilidad, la autoabsorción, experimentada por el alma en azul. Es posible, sin sacudir la ingenuidad del niño, introducirlo en el mundo del color para que las sensaciones del mundo del color se manifiesten en las experiencias de la vida. (Si, dicho sea de paso, el niño se pone al principio completamente sucio, será un buen paso en su educación si está entrenado para ponerse menos sucio).

Comience tan pronto como sea posible para que el niño entre en contacto con los colores, y al hacerlo, es una buena idea aplicar diferentes colores a un fondo de color de los que aplica a una superficie blanca; y tratar de despertar tales experiencias en el niño como solo puede surgir de una comprensión científica espiritual del mundo del color. [ Teoría del color de R. Steiner . ] Si trabajas como lo hice con algunos amigos en la cúpula más pequeña del edificio Dornach, [ Wege zu einem neuen Baustil (“Formas de un nuevo estilo en arquitectura”) cinco conferencias de Rudolf Steiner, con 104 ilustraciones. La Prensa Filosófico-Antroposófica del Goetheanum, Dornach, Suiza.] adquieres una relación viviente con el color. A continuación, descubre si, por ejemplo, está pintando con azul, que el color azul en sí mismo posee el poder de retratar la interioridad. Podemos decir, entonces, que al pintar a un ángel impulsado por su propia interioridad, sentirá el impulso espontáneo de mantenerse en azul, porque el sombreado del azul, la luz y la oscuridad del azul, produce en el alma la sensación de movimiento perteneciente a la naturaleza del alma Un color amarillo rojizo produce en el alma la experiencia del brillo, dando una manifestación hacia lo externo. Si, entonces, la impresión es agresiva, si nos encontramos con una aparición de advertencia, si el ángel tiene algo que decirnos, si desea hablarnos desde su entorno, lo expresamos en tonos de amarillo y rojo.

Entonces, nosotros mismos debemos estar muy convencidos de que el simple dibujo es algo falso. Lo más verdadero es la experiencia del color; menos cierto es la experiencia de la luz y la sombra, y lo menos cierto es el dibujo. El dibujo como tal ya se acerca a ese elemento abstracto presente en la naturaleza como un proceso de morir. Realmente deberíamos dibujar solo con la conciencia de que estamos esencialmente dibujando una sustancia muerta. Con los colores debemos pintar con la conciencia de que estamos evocando el elemento vivo de lo que está muerto. ¿Cuál es, después de todo, la línea horizontal? Cuando simplemente tomamos un lápiz y trazamos una línea horizontal, hacemos un abstracto, una cosa muerta, algo que no es cierto para la naturaleza, que siempre tiene dos corrientes: la de los muertos y la de los vivos. Extraemos la tendencia única y afirmamos que es naturaleza. Pero si digo: “Veo verde y veo azul, que son diferentes el uno del otro”, la línea horizontal emerge de la contigüidad de los colores y expreso una verdad. De esta forma gradualmente te darás cuenta de que la forma de la naturaleza realmente surge del color, que por lo tanto la función del dibujo es la abstracción. Deberíamos producir ya en el niño en crecimiento un sentimiento apropiado para estas cosas, porque vivifican el ser de toda su alma y la ponen en una relación correcta con el mundo exterior. Nuestra civilización está notoriamente enferma por la falta de una relación correcta con el mundo exterior. No hay absolutamente ninguna necesidad, deseo recordarle, de volver a la unilateralidad otra vez en la enseñanza. Por ejemplo, será bastante inteligente pasar gradualmente del arte puramente abstracto que la gente produce en su deleite por la belleza, al arte concreto, a las artes y la artesanía, para la humanidad hoy en día necesita urgentemente producciones verdaderamente artísticas en las condiciones generales de la civilización. De hecho, en el transcurso del siglo XIX nos hemos reducido a hacer muebles para complacer el ojo, por ejemplo, a hacer una silla para el ojo, mientras que su carácter inherente debe sentirse cuando está sentado. Para ese fin debe ser formado; deberíamos sentir la silla; no solo debe ser hermoso; su naturaleza debe ser ser sentado. Toda la fusión del sentido de los sentimientos con la silla, e incluso el sentido del sentimiento cultivado -con la forma en que se forman los brazos en la silla, etc.- deben expresarse en la silla, en nuestro deseo de encontrar apoyo en la silla. Si, por lo tanto, debíamos introducir la enseñanza de la vida escolar en el trabajo manual y las habilidades manuales con un sesgo técnico-industrial decidido, deberíamos prestar a la escuela un gran servicio. Solo imagínense el gran problema cultural al que se enfrenta el individuo que tiene buenas intenciones con la humanidad, cuando ve cómo, por ejemplo, las abstracciones están a punto de inundar la civilización moderna: ya no habrá ni siquiera un residuo de belleza. en la civilización; ¡esto será exclusivamente utilitario! E incluso si la gente sueña con la belleza, no tendrá sentido de la compulsión que tenemos para enfatizar más enfáticamente que nunca la necesidad de la belleza, debido a la socialización de la vida hacia la que gravitamos. Esto debe ser realizado.

Por lo tanto, no debe haber reservas con lo plásticamente formativo en la enseñanza. Pero igualmente debe haber reservas en la experiencia real de ese elemento dinámico que se expresa en la arquitectura. Aquí es muy fácil caer en el error de presentar al niño demasiado pronto a esta experiencia. Pero, en cierto sentido, incluso esto debe suceder; Diré algunas palabras a los niños de Münich que estaban de vacaciones en Dornach, ochenta de ellos, y que habían recibido doce lecciones de Euritmia de Frau Kisseleff, [ maestra de Euritmia en el Goetheanum, 1913-27.] y que pudieron demostrar lo que habían aprendido a un grupo de su personal y antropósofos Dornach. Los niños tenían sus corazones en su trabajo, y al final de la actuación completa de Eurhythmy, que también incluyó demostraciones de nuestros Euritanitores Dornach, los niños se acercaron y dijeron: “¿Te gustó también nuestro desempeño?”. Tenían el impulso real de realizar también. Fue una cosa hermosa. Ahora, a petición de las personas que habían organizado todo el entretenimiento, tuve que decir unas palabras a los niños. Era la tarde antes de que los niños fueran llevados de regreso a Münich y al distrito. Dije expresamente: “Te estoy diciendo algo que todavía no entiendes. Solo lo entenderás más tarde. Pero fíjate si escuchas la palabra ‘Alma’ en el futuro, ¡ya que no puedes entenderlo! “. Este dibujo de la atención del niño hacia algo que aún no comprende, que primero debe madurar, es extraordinariamente importante. Y el principio es falso, que está muy presente en estos días: solo debemos impartirle al niño lo que puede entender en este momento: este principio convierte a la educación en algo muerto y le quita su elemento vivo. Porque la educación es solo vivir cuando lo que se ha asimilado es apreciado por un tiempo profundo en el alma, y luego, después de un tiempo, es llamado a la superficie. Esto es muy importante en la educación de siete a quince años de edad; en estos años se puede introducir mucho con ternura en el alma del niño, que solo se puede entender más adelante. Te ruego que no sientas escrúpulos en enseñar más allá del niño edad y apelando a algo que solo puede entender más adelante. El principio contrario ha introducido un elemento amortiguador en nuestra pedagogía. Pero el niño debe saber que tiene que esperar. Es uno de los sentimientos que podemos promover dentro del niño que él debe estar listo para esperar una comprensión perfecta hasta mucho más tarde. Por esta razón, no era para nada una mala idea hacer que los niños simplemente aprendieran 1 × 1 = 1 , 2 × 2 = 4, 3 × 3 = 9, etc., en lugar de que lo aprendan, como lo hacen hoy, de la máquina de calcular. Este principio de forzar la comprensión del niño debe ser derrocado. Naturalmente, solo puede hacerse con tacto, ya que no debemos alejarnos demasiado de lo que el niño puede amar, pero puede absorber una gran cantidad de material, puramente bajo la autoridad del maestro, cuya comprensión solo amanece más tarde.

Si le presenta el elemento plásticamente formativo al niño de esta manera, verá que puede vivificar gran parte de lo que está minando la vida.

El elemento musical, que vive en el ser humano desde el nacimiento y que, como ya he dicho, se expresa particularmente en el tercer y cuarto año del niño en un regalo para bailar, es esencialmente un elemento de voluntad, potente para la vida. Pero, por extraordinario que parezca, es cierto que contiene lo que representa su papel en el niño, una vida excesiva, una vida embrutecedora, una vida dirigida contra la conciencia. El desarrollo del niño es llevado muy fácilmente por una experiencia profundamente musical en un cierto grado de conciencia reducida. Hay que decir, por lo tanto: “El valor educativo de la música debe consistir en una constante inter-armonización del elemento dionisíaco que brota en el ser humano, con el apolíneo.

Ahora esta es la posición: el karma desarrolla la naturaleza humana con un sesgo hacia un lado u otro. Esto es particularmente notable en la música. Pero quiero señalar que aquí se enfatiza demasiado. No debemos insistir demasiado: este es un niño musical; este no es musical Ciertamente el hecho está ahí, pero para sacar de él la conclusión de que el niño no musical debe mantenerse separado de toda la música y solo los niños musicales deben recibir una educación musical, es totalmente falso; incluso los niños más no musicales deberían incluirse en cualquier actividad musical. Es correcto sin duda, desde el punto de vista de producir música cada vez más, solo para animar a los niños realmente musicales a aparecer en público. Pero incluso los niños no musicales deberían estar allí, desarrollando la sensibilidad, porque notará que incluso en el niño no musical hay una huella de la disposición musical que está muy abajo y que la ayuda amorosa trae a la superficie. Eso nunca debe descuidarse, ya que es mucho más cierto de lo que imaginamos, en palabras de Shakespeare

El hombre que no tiene música en sí mismo
ni se mueve con la concordia de dulces sonidos,
es apto para traiciones, estratagemas y despojos; … No
permita que ningún hombre sea confiable.

[ El mercader de Venecia , Acto V, Escena I. ]

Esa es una verdad muy fundamental. Por lo tanto, no se debe dejar de hacer nada para poner en contacto la música que los niños consideraban al principio no musical.

Pero de la mayor importancia, particularmente social, será el cultivo de la música de una manera elemental, de modo que, sin ninguna teoría paralizante, los niños aprendan de los hechos elementales de la música. Los niños deben tener una idea clara de los elementos de la música, de las armonías y melodías, etc., desde la aplicación de los hechos más elementales, desde el análisis auditivo de melodías y armonías, para que en la música procedamos a construir la estructura de el elemento artístico como un todo de la misma manera elemental que lo hacemos con el elemento plásticamente formativo, donde comenzamos con el detalle aislado. Esto ayudará a mitigar la intrusión persistente en la música del diletantismo; a pesar de esto, no se debe negar por un momento que incluso el diletantismo musical tenga cierta utilidad en la vida social de la comunidad. Sin ella, no deberíamos ser capaces de llegar muy lejos, pero debería limitarse a los oyentes. Precisamente, si esto se hiciera, sería posible dar la debida importancia dentro de nuestra vida social a quienes realmente pueden producir música. Porque no debe olvidarse que todo el arte plásticamente formativo tiende a individualizar a las personas: todo el arte de la música y la poesía, por otro lado, fomenta las relaciones sociales. Las personas se unen y se unen en música y poesía; pero se vuelven más individuales a través del arte plástico y formativo. La individualidad está mejor conservada por lo plásticamente formativo; la vida social se mantiene mejor en el disfrute común y la experiencia de la música y la poesía. La poesía se crea en la soledad del alma, allí sola; pero se entiende a través de su recepción general. Sin intención de inventar una abstracción, podemos decir que el hombre revela su alma más íntima en la creación de la poesía, y que su alma interna encuentra respuesta nuevamente en el alma más profunda de otras personas que absorben su creación. Es por eso que el placer, sobre todas las cosas, en y anhelo de la música y la poesía, debe ser cultivado en el niño en crecimiento. En poesía, el niño debe familiarizarse temprano con la poesía real. El individuo crece hoy en un orden social en el que es tiranizado por la prosa del lenguaje. Hoy hay innumerables recitadores que tiranizan a las personas con prosa y colocan en el primer plano del poema nada más que el contenido en prosa. Y cuando el poema es tan recitado que el énfasis se pone en el contenido del pensamiento, lo consideramos hoy en día la recitación perfecta. Pero una recitación realmente perfecta es aquella que enfatiza particularmente el elemento musical. En las pocas palabras con las que a veces presento nuestras demostraciones de Euritmia, a menudo he llamado la atención sobre la manera en que en un poeta como Schiller surge un poema desde lo más profundo de su alma. En muchos de sus poemas, primero siente la inclinación de una melodía indefinida, y solo más tarde en esta melodía indefinida hunde, por así decirlo, el contenido, las palabras. La melodía indefinida es el elemento en el que se suspende el contenido, y la actividad poética vive en la configuración del lenguaje, no en el contenido, sino en la medida, en el ritmo, en la preservación de la rima, eso está en la música que subyace a la poesía. Dije que el modo presente de recitación es tiranizar a las personas, porque siempre es una tiranía darle el mayor valor a la prosa, al contenido de un poema, a su tratamiento abstracto. Espiritualmente-científicamente, solo podemos escapar de la tiranía presentando un tema, como siempre trato de hacer, desde los ángulos más diferentes, para que la comprensión de ello se mantenga fluida y artística. Sentí un placer particular cuando uno de nuestros amigos artísticamente dotados dijo que ciertos ciclos de mis clases, puramente en virtud de su estructura interna, podrían transformarse en una sinfonía. Algo de este tipo realmente subyace a la estructura de ciertos ciclos. Tomemos, por ejemplo, el ciclo dado en Viena [Inneres Wesen des deuschen und Leben zwischen Tod und neuer Gebrut , 1914. ] sobre la vida entre la muerte y un nuevo nacimiento, y verán que podrían hacer una sinfonía a partir de ella. Eso es posible porque una conferencia antroposófica no debe causar una impresión tiránica, sino que debe despertar la voluntad de la gente. Sin embargo, cuando las personas llegan a un tema como el “Estado Triple”, dicen que no pueden entenderlo. En realidad, no es difícil de entender; solo que no están acostumbrados al modo de expresión.
En consecuencia, es de extrema importancia llamar la atención del niño en cada poema sobre la música subyacente. Por esta razón, la división de la enseñanza debe organizarse de modo que las lecciones de recitación se acerquen lo más posible a las de la música. El maestro de música debe estar en contacto cercano con el maestro de recitación, de modo que cuando una lección sigue a la otra se logre una conexión viva entre las dos. Sería especialmente útil si el maestro de música todavía estuviera presente durante la lección de recitación y viceversa, para que cada uno pueda indicar continuamente las conexiones con la otra lección. Esto excluiría completamente lo que es actualmente tan prominente en nuestra vida escolar, y lo que es realmente horrible: la explicación abstracta de los poemas. Esta explicación detallada de los poemas, que raya peligrosamente en la gramática, es la muerte de todo lo que debería influir en el niño. Esta “interpretación” de poemas es algo bastante espantoso.
Ahora te opondrás: ¡pero la interpretación es necesaria para entender el poema! La respuesta a eso debe ser: la enseñanza debe organizarse para formar un todo. Esto debe discutirse en la reunión semanal del personal. Este y ese poema vienen a recitar. Luego debe fluir del resto de la enseñanza lo que es necesario para la comprensión del poema. Se debe tener cuidado de que el niño prepare con él para la lección de recitación lo que necesita para comprender el poema. Puede bastante bien, por ejemplo, tomar Schiller’sSpaziergang- explicar el aspecto histórico-cultural, el aspecto psicológico del poema, no tomar una línea después de la otra con el poema en la mano, sino para familiarizar al niño con la sustancia. En la lección de recitación, el énfasis debe ponerse únicamente en la comunicación artística del arte.
Si tuviéramos que guiar el elemento artístico de esta manera, en sus dos corrientes, para armonizar la naturaleza humana de principio a fin, deberíamos tener resultados muy importantes. Simplemente debemos considerar que cuando un ser humano canta es un logro infinitamente valioso de compañerismo con el mundo. Cantar, como ves, es en sí mismo un eco del mundo. Cuando el ser humano canta, expresa la sabiduría significativa de la que se construye el mundo. Pero no debemos olvidar que cuando canta, combina la melodía cósmica con la palabra humana. Es por eso que algo antinatural entra en la canción. Esto se puede sentir fácilmente en la incompatibilidad del sonido de un poema con su contenido. Significaría un cierto progreso si uno persigue el intento ya comenzado, para mantener el recitativo en las líneas, y solo para animar la rima con melodía, de modo que las líneas pasaran en un flujo de recitativo y la rima se cantara como una aria. [Paul Baumann, canciones de la escuela Waldorf gratuita . ] Esto daría lugar a una separación limpia de la música de un poema de sus palabras, lo que, por supuesto, perturbaría a la persona realmente musical.
Y nuevamente, cuando se cultiva el oído musical del individuo, él mismo se vuelve más dispuesto a vivir una experiencia de la esencia musical del mundo. Este es el valor supremo para la evolución del individuo. No debemos olvidar: en lo plásticamente formativo contemplamos la belleza, la vivimos; en la música nosotros mismos nos convertimos en belleza. Esto es extraordinariamente significativo. Cuanto más atrás te adentras en los viejos tiempos, menos encuentras lo que realmente llamamos música. Tienes la clara impresión de que la música solo está en proceso de creación, a pesar del hecho de que muchas formas musicales ya están muriendo de nuevo. Esto surge de un hecho cósmico muy significativo. En todo el arte plástico o formativo, el hombre era el imitador del viejo orden celestial. La imitación más alta de un orden mundial celestial es la imitación plástica formativa del mundo. Pero en la música el hombre mismo es creativo. Aquí él no crea de un material dado, sino que sienta las bases de lo que solo se realizará en el futuro. Por supuesto, es posible crear música de un tipo imitando musicalmente, por ejemplo, la agitación del agua o la canción del ruiseñor. Pero la verdadera música y la verdadera poesía son una creación de algo nuevo, y de esta creación de lo nuevo surgirán un día las evoluciones de Júpiter, Venus y Vulcano. [R. Steiner, Esquemas de la Ciencia Oculta . ] Al vincularnos con la música, recuperamos, en cierto sentido, lo que aún debe ser; lo recuperamos para la realidad a partir de la nulidad actual de su existencia.
Solo al vincularnos de esta manera con los grandes hechos del mundo adquirimos una comprensión correcta de la enseñanza. Solo esto puede conferirle la consagración correcta, y al recibir esta consagración se transforma realmente en una especie de servicio divino.
He configurado más o menos un ideal. Pero seguramente nuestra práctica concreta puede variar en el ámbito del ideal. Hay una cosa que no debemos descuidar, por ejemplo, cuando vamos con los niños que estamos enseñando -como lo haremos, por supuesto- a las montañas y los campos, cuando, es decir, los llevamos a la naturaleza. Al presentar a estos niños así a la naturaleza, siempre debemos recordar que la enseñanza de las ciencias naturales en sí misma solo pertenece al edificio de la escuela. Supongamos que estamos llegando al país con los niños y llamamos su atención sobre una piedra o una flor. Al hacerlo, deberíamos evitar escrupulosamente tanto el eco de lo que enseñamos en el aula como para que se escuche fuera de la naturaleza. Al aire libre debemos referir a los niños a la naturaleza de una manera bastante diferente de lo que hacemos en el aula. Nunca debemos descuidar la oportunidad de llamar su atención sobre el hecho de que los estamos sacando a la luz para sentir la belleza de la naturaleza y estamos llevando de vuelta los productos de la naturaleza a la sala de clases, para que allí podamos estudiar y analiza la naturaleza con ellos. Por lo tanto, nunca deberíamos mencionar a los niños, mientras estamos afuera, lo que les explicamos en la escuela, por ejemplo, sobre las plantas. Deberíamos insistir en la diferencia entre estudiar la naturaleza muerta en el aula y contemplar la naturaleza en su belleza al aire libre. Debemos comparar estas dos experiencias una al lado de la otra. Quien lleva a los niños a la naturaleza para ejemplificarlos al aire libre de algún objeto de la naturaleza, lo que está enseñando en la sala de clase no está funcionando bien. Incluso en los niños deberíamos evocar la sensación de que es triste tener que analizar la naturaleza cuando regresemos a la sala de clase. Solo los niños deben sentir la necesidad de ello, porque, por supuesto, la perturbación de lo natural es esencial incluso en la construcción del ser humano. En ningún caso deberíamos suponer que hacemos bien en exponer un escarabajo científicamente al aire libre. La explicación científica del escarabajo pertenece a la sala de clase. Lo que deberíamos hacer cuando sacamos a los niños al aire libre es excitar el placer en el escarabajo, deleitarnos en la forma en que él corre, en sus maneras divertidas, en su relación con el resto de la naturaleza. Y de la misma manera no deberíamos dejar de despertar el sentido distintivo en el alma del niño de que la música es un elemento creativo, un elemento que va más allá de la naturaleza, y que el hombre mismo se convierte en un compañero creador de la naturaleza cuando crea música. Este sentido naturalmente tendrá que formarse de una manera muy rudimentaria como una experiencia, pero la primera experiencia que se siente desde el elemento de la música como la voluntad es que el hombre debe sentirse parte del cosmos.

Rudolf Steiner Curso Práctico / Profesores: Clase V: Escritura y Lectura – Ortografía

Conferencia de Rudolf Steiner 26 de Agosto de 1919

En el estudio anterior hablamos de cómo debe llevarse a cabo la primera escuela-lección. Naturalmente, no puedo describir cada paso por separado, pero me gustaría indicar el curso esencial de la enseñanza, para que pueda hacer algo al respecto en la práctica.

Has visto que hemos considerado como lo más importante: primero, la conciencia del niño de por qué ha venido a la escuela; luego la transición por la cual toma conciencia de que tiene manos; y luego, después de hacerlo consciente de esto, debe emprenderse una especie de dibujo, e incluso una especie de transición a la pintura, a partir de la cual puede desarrollarse el sentido de lo bello y lo menos bello. Hemos visto que este sentido emergente puede observarse también en la audición, y que los primeros elementos de la experiencia musical de la belleza y lo que es menos bello se vincularán con ella.

Supongamos ahora que ha seguido tales ejercicios con lápiz y con color durante algún tiempo. Es absolutamente una condición de la enseñanza bien fundada que una cierta intimidad con el dibujo debe preceder al aprendizaje de la escritura, de modo que, en cierto sentido, la escritura se deriva del dibujo. Y una condición adicional es que la lectura de caracteres impresos solo debe desarrollarse a partir de la lectura de la escritura a mano. Luego trataremos de encontrar la transición del dibujo a la escritura a mano, y por último a la lectura de la letra impresa. Supongo para este propósito que ha logrado, a través del elemento de dibujo, darle al niño un cierto dominio de las formas redondas y rectas que necesitará para escribir. Luego, a partir de este punto, volveríamos a buscar la transición a lo que ya hemos mencionado como la base de la enseñanza de la lectura y la escritura. Hoy intentaré mostrarte algunos ejemplos de cómo se puede hacer.

Suponemos, entonces, que el niño ya ha llegado al punto en el que puede dominar las formas redondas y rectas con su manita. Comenzamos con el pez y la F (Fish en ingles). No es necesario que procedamos alfabéticamente; Solo lo estoy haciendo ahora para que lo tengas en forma enciclopédica. Veamos qué éxito tenemos al comenzar a desarrollar la escritura y la lectura en las líneas de tu propia imaginación libre. Primero debo decirle al niño en este punto: “Ya sabes lo que es un baño” – y aquí diré entre paréntesis que mucho depende para poder enseñar, el ser capaz de hacer uso de cualquier situación de una manera racional, es decir, en siempre teniendo entre las líneas de la lección cualquier cosa que pueda ayudar a su propósito. Es bueno usar la palabra “baño” para lo que ahora intento hacer, para que el niño recuerde, en relación con estar en la escuela, baños, lavado y limpieza. Es bueno tener algo como esto en el fondo, sin tener que moralizar ni dar órdenes. Es bueno seleccionar sus ejemplos para que el niño se vea obligado a pensar en algo que contribuya al mismo tiempo a una actitud moral y estética. Luego continúa diciendo: “Mira; cuando los adultos quieren escribir qué es un baño, lo escriben así: BAÑO. Así que esta es la imagen de lo que quieres decir cuando dices Bath (baño en inglés) y cuando le das un nombre. “Entonces, de nuevo, simplemente dejo que un número de niños escriban esto después de mí, para que cada vez que se acerquen a algo de este tipo puedan sostenerlo en su pequeña mano; no solo lo miran, sino que lo captan con todo su ser. Ahora diré: “Mírate a ti mismo comenzando a decir ‘baño’.

Luego llamo la atención del niño sobre la presencia en otras palabras de un comienzo similar. Yo digo: “Cuando dices ‘banda’ comienzas de la misma manera; cuando dices ‘arco’, que muchas mujeres llevan en la cabeza, un lazo de cinta, comienzas de la misma manera; y tal vez, también, has visto un oso en el zoológico; para eso, también, comienzas a respirar de la misma manera; cada una de estas palabras comienza con la misma exhalación. “De esta manera trato de pasar con el niño de la palabra completa a la letra inicial, para llevarlo a nada más que al sonido único, a la letra, siempre para desarrollar la letra inicial de la palabra. (Rudolf Steiner cita palabras en inglés que comienzan con B y hace notar a los niños cuando las pronuncian todo sobre el sonido que emiten, inclusive la respiración al pronunciar) *aquí en la traducción las palabras cambian por eso no las vemos con B.

Ahora el problema para usted es intentar, digamos, primero desarrollar la letra inicial usted mismo de la misma manera en que se dibuja. Podrás hacer esto fácilmente si simplemente llamas a tu imaginación a tu ayuda y te dices:

Figura 1

“Las personas que primero vieron animales que comienzan con B, como el castor, el oso, etc., retrataron la parte posterior del animal, los pies sobre los que se sienta y las patas delanteras levantadas; dibujaban un animal en el acto de levantarse, poniéndose de pie sobre sus patas traseras, y el dibujo se convertía en la B. Encontrarás en cada palabra: “y aquí puedes dar rienda suelta a tu imaginación; no hay necesidad de entrar en historias de civilizaciones, que en cualquier caso están incompletas: encontrará que la letra inicial es pictórica, representando la forma de un animal o planta o incluso un objeto externo. Históricamente, este es el hecho: si vuelves a las formas más antiguas de la escritura egipcia, que todavía era jeroglífica, encontrarás que en todas partes las letras son imitaciones de tales cosas. Y no fue sino hasta la transición de la civilización egipcia al fenicio que se completó el proceso que podemos llamar un desarrollo desde la “imagen” hasta el “signo” para representar un sonido. Deje que el niño siga la misma línea. Esto lleva a lo siguiente:

En los primeros períodos de la evolución de la escritura en Egipto, literalmente, cada detalle que debía escribirse se escribía con dibujos, se dibujaba y, de hecho, se dibujaba de tal modo que era necesario aprender la forma más fácil de hacer el dibujos. Cualquiera que haya cometido un error, cuando fue designado para copiar estos jeroglíficos, si, por ejemplo, el error ocurrió en una palabra sagrada, fue condenado a muerte. En el antiguo Egipto, entonces, los asuntos de escritura se tomaban muy, muy en serio. Pero toda la escritura que existía era la escritura de imágenes del tipo que he descrito. Entonces la civilización pasó a los fenicios, que vivían más en el mundo fuera de ellos. Aquí la inicial

Figura 2

la imagen siempre fue retenida y transferida al sonido. Como ejemplo, le mostraré una palabra en la que el proceso es más fácilmente paralelo a nuestro lenguaje (aunque aquí no podemos estudiar egipcio) y también es cierto para el idioma egipcio. Los egipcios vieron que el sonido M se podía demostrar mejor observando principalmente el labio superior. Entonces tomaron el signo para M de la imagen del labio superior. A partir de este signo, evolucionó la letra que tenemos para el comienzo de la palabra Boca (Mouth en inglés) y que se mantuvo para cada comienzo similar, para todo lo que comienza con M. Se tomó la imagen de la palabra. Así, al transferir la imagen de la palabra a la letra inicial, se llega al signo del sonido.

Este principio, que está contenido en la historia de la evolución de la escritura, también puede aplicarse muy bien a la enseñanza, y ahora es el momento de aplicarlo. Es decir: trataremos de llegar a la letra del dibujo: del mismo modo que obtenemos del “fish” 🐠 con sus dos aletas a F, obtenemos del oso, bailando, de pie, hacia B. Obtuvimos de la parte superior labios a la boca, a la M, e intentamos con nuestra imaginación rastrear para el niño un camino como este, desde el dibujo hasta la escritura. Dije que no es necesario que estudies la historia de la escritura en la vida civilizada y que consultes lo que necesitas. Porque lo que buscas en esta investigación es mucho menos valioso para ti en la enseñanza que los descubrimientos de tu propia creación del alma, de tu propia imaginación. La actividad que aplica al estudio de la historia de la escritura lo amortigua para que su influencia en su alumno sea mucho menos viviente que cuando piensa en algo como el Ð ‘de la imagen del oso. Esta reflexión por sí mismo te refresca de modo que lo que quieres transmitir a tu alumno es mucho más vivo que cuando te embarcas en excursiones a la historia de las civilizaciones para descubrir algo para tu clase. Y desde estos dos puntos de vista, se deben considerar tanto la vida como la enseñanza. Porque debes preguntarte: “¿Qué es más importante, haber aprendido un histórico, el hecho más elaborado y lo incorporó dolorosamente en su enseñanza, o para sentirse tan activo en su alma que le transmite al niño con su propio entusiasmo el descubrimiento que hace? “Siempre sentirás alegría, aunque sea bastante tranquila alegría, al transferir a las letras la forma de algún animal o alguna planta que hayas encontrado tú mismo. Y esta alegría que tú mismo sientes va a vivir en lo que hagas de tu alumno.

Luego, llama la atención del niño sobre el hecho de que la letra que ha visto al comienzo de una palabra también aparece en el medio de las palabras. Usted continúa y le dice: “Déjanos ver; sabes lo que crece afuera en los campos o en las colinas, lo que se recolecta en otoño y de qué vino está hecho: ¿la vid? (Rebe). Los adultos escriben Rebe así: REBE. Ahora piense, cuando dice Rebe bastante despacio, hay el mismo sonido en el medio que había al principio de Bear. “Entonces siempre escríbalo primero en letras MAYUSCULAS para que el niño vea el parecido con la imagen. Así le enseñamos que lo que ha aprendido para el comienzo de una palabra también se encuentra en el medio de las palabras. Vamos a dividir el todo en sus átomos.

Usted ve lo importante para nosotros que deseamos lograr la enseñanza viva en lugar de una muerta: todo depende de partir del todo. Como en la aritmética, comenzamos con la suma, no con las adiciones, y analizamos la suma, aquí, también, pasamos del todo a la parte. Esto tiene la gran ventaja para la educación y la enseñanza de que tenemos éxito en llevar al niño al mundo de una manera plenamente viviente; porque el mundo es un todo, y el niño vive en una intimidad duradera con el ser vivo cuando procedemos como he sugerido. Cuando le permite al niño aprender las letras por separado de sus imágenes, entra en una relación con la realidad viviente. Pero nunca debe omitir escribir las formas de las letras para que se vea que emergen de una imagen, y siempre debe tener cuidado de explicar los sonidos que lo acompañan, las consonantes, como

figura 3

dibujos de cosas externas, pero nunca las vocales. Las vocales siempre deben estar hechas para representar el ser humano interno y su relación con el mundo exterior. Cuando, por ejemplo, intenta enseñar al niño una, le dirás: “Ahora solo piensa en el sol que ves en la mañana”. ¿Pueden alguno de ustedes recordar lo que hicieron cuando salió el sol en la mañana? “Entonces, tal vez un niño u otro recordarán lo que hizo. Si no lo hace, si nadie lo recuerda, debe refrescar un poco la memoria del niño para devolverle lo que hizo: cómo debe haberse parado, qué debe haber dicho si el amanecer era muy hermoso: “¡Ah!” deja que este eco de la emoción resuene; debes intentar derivar la resonancia, que escuchamos en la vocal, de la emoción. Y luego debes tratar de decir: “Cuando te paraste así y dijiste ‘¡Ah!’ era como si un rayo de sol hubiera salido de tu boca en forma de un ángulo de apertura. Cuando ves el amanecer, dejas que la vida dentro de ti fluya así (Fig. 1) y lo revelas cuando dices ‘¡Ah!’ Pero no dejas que todo fluya; usted retiene algo de eso y eso se convierte en este signo (Fig. 2). “Puede intentar algo de tiempo para vestirse en forma de imagen, la esencia de la respiración en una vocal. De esta manera obtienes dibujos que pueden representarte en imágenes el proceso por el cual surgieron los signos de vocales. Las vocales, recuerdas, también son raras en las civilizaciones primitivas conocidas hoy en día. Los idiomas de las razas primitivas son muy ricos en consonantes; mucho más se expresa en los sonidos acompañantes, en las consonantes, de lo que sabemos. A veces literalmente hacen clic en sus lenguas, tienen todo tipo de recursos refinados para pronunciar consonantes complicadas, y la vocal solo vibra en un subtono entre ellos. Entre las razas africanas encuentras sonidos que son como el crujido de un látigo, etc .; por otro lado, las vocales apenas se escuchan, y los viajeros europeos que se encuentran con tales razas generalmente pronuncian los sonidos de las vocales mucho más que los nativos.

Siempre podemos derivar las vocales del dibujo. Si, por ejemplo, logras que el niño se imagine, apelando a sus sentimientos, se encuentra en una situación como esta: “Tu hermano o tu hermana vienen hacia ti”. Te dicen algo, pero no los entiendes. Luego llega un momento en que comienza a amanecer sobre ti. ¿Qué sonido haces, entonces, para mostrar que está amaneciendo? “Entonces, de nuevo, un niño lo descubrirá, o los otros niños serán atraídos hasta que uno de ellos diga:” yo, yo, yo “(inglés ee, ee, ee ). La forma pictórica del sonido ee entonces expresa el señalar a algo que ha sido entendido. Figura 4En Eurhythmy se expresa más claramente. El trazo simple, entonces, que debería ser más grueso en la parte inferior y más delgado en la parte superior, se convierte en “i”; el trazo solo está hecho, y el desvanecimiento en la parte superior se expresa mediante el signo más pequeño sobre él. De esta forma, todas las vocales se pueden extraer de la forma asumida por la respiración, a partir de la forma de la respiración.

De esta manera le enseñas al niño, antes que nada, un tipo de escritura de imágenes. Entonces no tiene que sentirse tímido al llamar a su ayuda ideas que evocan experiencias reales de la historia pasada. Puedes enseñarle esto al niño: puedes decirle: “Solo mira la parte superior de la casa; ¿Qué dices por eso? ‘¡Dach!’ (techo). Pero entonces usted debe hacer una D como esta, Figura 5; eso es incomodo Entonces la gente lo cambió todo: D. “Estas ideas se ocultan por escrito y puede utilizarlas por todos los medios. Pero entonces la gente no quería escribir tan complicado; en cambio, querían hacer la escritura más simple. Entonces, del signo D, que realmente debería ser Figura 5 (y aquí pasas a letras pequeñas) nació este signo, el pequeño d. Puede derivar los formas de letras existentes como este sin excepción de las figuras que le ha enseñado al niño pictóricamente.Figura 6

De esta manera, siempre explicando la transición de una forma a otra, traes al niño, nunca por una mera enseñanza abstracta, sino para que descubra la transición real de la forma que primero se derivó del dibujo a la forma que la letra escrita moderna en realidad toma.

Estos hechos, por supuesto, ya han sido observados por personas individuales; muy pocos en número, es verdad. Hay educadores que ya han llamado la atención sobre el hecho de que la escritura debería surgir del dibujo. Pero proceden en diferentes líneas de las establecidas aquí. Prefieren más o menos cartas en sus formas finales; toman una letra en su forma actual y no vienen al Ð ‘del dibujo de la sentada o del oso danzante, sino que toman la b tal como está ahora, la dividen en trazos y líneas separados: | ), y así tratan de guiar al niño de esta manera, desde el dibujo hasta la escritura. Ellos hacen abstractamente lo que estamos tratando de hacer concretamente. Es decir, varios educadores ya han observado correctamente la factibilidad de derivar la escritura del dibujo,

Aquí, también, no me gustaría olvidar advertirles de que muchos intentos modernos los han desviado. No digas: aquí, esto ya se ha intentado: y allí, algo más. Porque verán que el intento no ha sido realmente ni muy profundo ni tampoco firme. La humanidad siente continuamente el impulso de realizar tales objetivos, pero no podrá llevarlos a cabo hasta que haya incorporado la ciencia espiritual a su cultura.

Por lo tanto, siempre podemos vincularnos con el hombre y su relación con el mundo que lo rodea escribiendo orgánicamente y enseñando a leer desde la lectura de lo que está escrito.

Ahora es natural enseñar, y no debemos dejar esto fuera de cuentas, que debe haber un cierto anhelo de ser completamente libre. Y observe cómo la libertad inspira esta discusión sobre la preparación de las lecciones. Nuestra discusión tiene una relación interna con la libertad. Porque llamo vuestra atención sobre el hecho de que no debéis esclavizaros con el conocimiento de cómo evolucionó la escritura de los egipcios a los fenicios, sino que debéis procurar desarrollar las capacidades de vuestra propia alma. Positivamente los mismos resultados pueden ser logrados por un maestro de esta manera, por otro maestro en eso. No todos pueden hacer uso de un oso danzante; tal vez alguien más hará uso de algo mucho mejor para el mismo punto. El objetivo final puede ser asegurado igual de bien por un maestro que por otro. Pero cada maestro se pone a sí mismo en su enseñanza, y así es que su libertad está perfectamente preservada. Cuanto más el personal desee preservar su libertad a este respecto, más podrán poner en su enseñanza, dedicarse a ella. Este hecho ha sido casi completamente perdido de vista en los últimos tiempos. Puedes ver esto en un cierto fenómeno.

Hace unos años hubo algo de agitación, quizás el más joven de ustedes no haya tenido la experiencia, pero causó una gran molestia a los más viejos, que tenían una comprensión de tales cosas, a favor de imponer en cosas espirituales algo similar. a la famosa “salsa imperial estatal alemana” en la esfera material. Como saben, con frecuencia se insistía en que se hiciera una salsa o salsa uniforme para todas las posadas que no dependían por completo de los visitantes extranjeros, sino de los alemanes. Se llamaba “Imperial German State-Gravy;” la gente quería organizar las cosas de manera uniforme. De la misma manera, se intentó hacer ortografía, ortografía, uniforme. Ahora las personas tienen una actitud bastante extraordinaria ante esta pregunta. Puedes estudiarlo en ejemplos concretos. La vida espiritual alemana contiene una muy tierna relación entre Novalis y una mujer. Esta relación es tan hermosa porque Novalis, después de su muerte, aún continuó viviendo con ella conscientemente. Él habla de esto, la sigue, en su meditación, al mundo espiritual. Es una de las cosas más bellas, más íntimas que puedes leer en la historia de la literatura alemana: esta relación de Novalis con una mujer. Ahora hay un tratado muy filoso, muy interesante, incluso muy interesante (desde el punto de vista que he mencionado), de un erudito alemán sobre la relación entre Novalis y su amada. La relación delicada y adorable es “puesta en su luz apropiada”, ya que puede probarse que la persona amada murió antes de que pudiera deletrear correctamente. ¡Ella cometió errores ortográficos en sus cartas! En resumen, el retrato de esta personalidad en su relación con Novalis se muestra en una luz completamente trivial, de acuerdo con una erudición bastante estricta. El método de esta beca es tan bueno que todos los que escriben un ensayo en el que siguen este método merecen obtener la máxima calificación. Solo quiero recordarles que la gente ya ha olvidado que Goethe nunca pudo deletrear correctamente, que en realidad cometió errores toda su vida, especialmente en su juventud. ¡A pesar de esto, sin embargo, podría elevarse a la grandeza de Goethean! Sin mencionar a las personas que lo conocieron, a quienes valoraba mucho, ¡cuyas cartas, en los exámenes que ahora se hacen, dejarían la mano de un maestro de escuela literalmente marcada con tinta roja! ¡Tendrían una marca completamente mala! el retrato de esta personalidad en su relación con Novalis se muestra en una luz completamente trivial, de acuerdo con una erudición bastante estricta. El método de esta beca es tan bueno que todos los que escriben un ensayo en el que siguen este método merecen obtener la máxima calificación.

Este absurdo está conectado con una absoluta falta de libertad en nuestra vida común, que no debe jugar ningún papel en la enseñanza y en la educación. Pero hace algunas décadas era tan pronunciado que las mentes iluminadas entre los maestros se molestaron seriamente por ello. Se establecería una ortografía alemana uniforme: la famosa ortografía “Puttkammer”. Es decir, en la misma escuela, el Estado no ejercía simplemente un derecho de supervisión, no controlaba simplemente la administración, sino que establecía incluso la ortografía por ley. ¡Parece que sí, también! Pues a través de esta ortografía de Puttkammer realmente hemos perdido mucho de lo que todavía podría despertarnos hoy en día a algunas de las intimidades del idioma alemán. Porque hoy en día se les da un tipo abstracto de escritura, la gente pierde mucha de la calidad que solía vivir en el idioma alemán; el llamado lenguaje estándar (Schriftsprache) sufre pérdida.

Ahora lo que importa en tal caso es, sobre todo, tener la actitud correcta. Obviamente no podemos permitir que ningún tipo de ortografía se desatienda, pero al menos podemos conocer las formas extremas de lidiar con esta cuestión. Si, después de aprender a escribir, las personas pudieran escribir lo que escuchan de los demás, o de ellos mismos, tal como lo escuchan, escribirían de manera muy diversa; tendrían formas muy variadas de ortografía; Serían muy individualistas. Sería extraordinariamente interesante, pero obstruiría las relaciones sexuales. Por otro lado, nuestra tarea es desarrollar no solo nuestra individualidad en las relaciones humanas, sino también nuestros impulsos sociales y sentimientos sociales. Muchas cosas que desarrollaríamos como individuos deben ser sacrificadas donde tenemos que encontrarnos con los demás. Pero debemos sentir que esta es la posición, y el sentimiento debe ser educado con nosotros, que hacemos tal y tal cosa solo por razones sociales. Cuando vengas con tus lecciones de escritura a la ortografía, tendrás que comenzar con un determinado complejo de sentimientos definido. Tendrás que llamar la atención del niño una y otra vez, ya lo he mencionado desde otro punto de vista, a la necesidad de reverencia, respeto por las personas adultas, al hecho de que está creciendo hasta una vida ya terminada, que es recibirlo, que por lo tanto debe respetar lo que ya está allí. Desde este punto de vista, también, debemos tratar de introducir al niño en una cosa como la ortografía. Junto con la ortografía debemos cultivar en él el sentimiento de respeto, de reverencia, por lo que nuestros antepasados ​​han establecido. Y no debemos tratar de enseñar la ortografía a partir de una abstracción, por ejemplo, como si la ortografía hubiera sido creada por una ley “divina” – para algunos, Ð ° “Puttkammer”, como si proviniera del Absoluto – pero debes desarrollarla en el niño, la sensación de que los adultos, a quienes uno debe respetar, escriben así, por lo tanto, se debe seguir su ejemplo. De hecho, habrá una cierta variedad en la ortografía, pero no se desenrollará; en cambio, representará el ajuste del niño en crecimiento a las personas adultas que lo rodean. Y debemos tener en cuenta este tipo de adaptabilidad: no debemos querer producir la creencia: eso es correcto, y eso está mal; pero solo debemos alentar la creencia: así es como escriben los adultos; es decir, construyes aquí, también, en una autoridad viviente. como si proviniera del Absoluto, pero debes desarrollar en el niño la sensación de que los adultos, a quienes debes respetar, escriben así, por lo tanto, se debe seguir su ejemplo. De hecho, habrá una cierta variedad en la ortografía, pero no se desenrollará; en cambio, representará el ajuste del niño en crecimiento a las personas adultas que lo rodean. Y debemos tener en cuenta este tipo de adaptabilidad: no debemos querer producir la creencia: eso es correcto, y eso está mal; pero solo debemos alentar la creencia: así es como escriben los adultos; es decir, construyes aquí, también, en una autoridad viviente. De hecho, habrá una cierta variedad en la ortografía, pero no se desenrollará; en cambio, representará el ajuste del niño en crecimiento a las personas adultas que lo rodean. Y debemos tener en cuenta este tipo de adaptabilidad: no debemos querer producir la creencia: eso es correcto, y eso está mal; pero solo debemos alentar la creencia: así es como escriben los adultos; es decir, construyes aquí, también, en una autoridad viviente.

A eso me refería cuando dije: “La transición se debe encontrar desde el primer período del niño hasta el cambio de dientes, hasta su segundo período hasta la pubertad, es decir, desde el principio de la imitación hasta el de la autoridad”. Entonces dando un significado a todas las ocasiones en las que haya una oportunidad, debe realizarse, en detalles concretos, no inculcando autoridad en el niño, sino procediendo de modo que la sensibilidad a la autoridad surja de sí misma, es decir, basando la enseñanza de la ortografía y toda la forma ortográfica de la escritura en so- autoridad llamada en la forma que acabo de describir

Madurez escolar: ¿Cuándo un niño está preparado para pasar a la escuela primaria?

Nota de la revista Innata (educación Waldorf)

Madurez escolar: ¿Cuándo un niño está preparado para pasar a la escuela primaria?

A lo largo de la vida del ser humano, hay momentos de cambios, de crisis, de transformaciones. Uno de estos momentos es el paso de los niños del ámbito del jardín de infantes a la etapa de la escolaridad. Esta nueva etapa que se abre en su vida, expone al niño a vivencias fuertes que supone situaciones nuevas, en algunos casos, de miedo, de stress.

Cada niño enfrenta esta situación de una manera diferente de acuerdo con su etapa de desarrollo, su situación familiar, su preparación, su madurez y su interés y alegría por la próxima etapa a vivir.

Una de las cuestiones fundamentales en este proceso es cuáles son las implicancias en el niño una vez que haya ingresado en el primer grado.

¿Qué implica en el niño el ingreso al primer grado?

En primer lugar, el cambio más evidente es el edificio escolar; otra conformación del aula en la que las mesas están dispuestas hacia el pizarrón; de ser los más grandes del jardín pasan a ser los más pequeños de la escuela.

Por otro lado, hay un cambio muy profundo en el acercamiento a los contenidos de aprendizaje, que ya no es a través del juego, sino a través de situaciones de aprendizaje formal, en las que se apela a un pensamiento lógico concreto a partir del cual se edifica la enseñanza; comienza firmemente el aprendizaje de la lectoescritura, de las operaciones matemáticas y, finalmente, a rendir cuentas de aquello que le es enseñado a través del paso de una evaluación oral o escrita.

Todo este gran cambio necesita del niño una determinada preparación, una determinada madurez, para que estas nuevas puertas y exigencias que se presentan en su vida, no le generen un costo físico ni anímico demasiado alto.

Es fundamental, entonces, tanto la preparación previa fisiológica como anímica del niño, porque de ellas dependerá que tenga las herramientas necesarias para salir airoso de este cambio.

Metamorfosis del niño de 6 y 7 años

Si observamos atentamente a los niños entre los 6 y 7 años podemos ver que se producen enormes y significativos cambios, tanto físicos, neurológicos como psicológicos, es decir, de un cambio en su comportamiento, de realización de metas, etc. De esta manera vemos cómo en ellos se manifiesta una profunda metamorfosis.

Entre los cambios físicos más notorios se encuentran: el estiramiento de los miembros superiores e inferiores, tanto que ahora puede tocar con la mano derecha su oreja izquierda rodeando la cabeza y la aparición del primer molar definitivo y el sucesivo cambio de dientes.

Desde el punto de vista neurológico, las capacidades madurativas hacia el aprendizaje lógico concreto no se surgen de un día para el otro. En esta edad, se observa que el pasaje del aprendizaje concreto al abstracto depende del desarrollo del cerebro prefrontal, cuya maduración y fase sensible del aprendizaje son tardías, por lo cual en la mayoría de los niños comienza pasados los 5 años. Hay que tener en cuenta que este proceso también dura  años.

Desarrollo neurológico

El desarrollo cerebral depende del diálogo continuo entre factores genéticos y epigenéticos y  es decisiva la acción propia del individuo en la dirección de este diálogo. Diversas regiones de la corteza cerebral se desarrollan con celeridad diferente, presentándose fases sensibles tempranas y fases sensibles tardías, a las cuales pertenecen las cognitivas de aprendizaje abstracto. Recién cuando parecen estas fases sensibles tardías es el momento cuando se puede comenzar a desarrollar el aprendizaje abstracto.

  • Las fases tempranas del desarrollo comprenden la adquisición de la capacidad visual, la capacidad auditiva y la del habla, las habilidades motrices, comportamientos sexuales específicos y determinadas competencias sociales. Estos ejemplos referidos a fases tempranas de la inculcación, sin embargo no deben ocultar a nuestra mirada, que el desarrollo cerebral se extiende hasta el final de la pubertad y que de hecho existen tardías fases evolutivas muy sensibles.
  • Las fases tardías se deben a la maduración lenta del así llamado cerebro prefrontal. Se trata de areales de la corteza cerebral, que recién tardíamente en la evolución han accedido a su conformación y que se encuentran en los polos delanteros de los hemisferios cerebrales. Las complejas facultades cognitivas se basan en las funciones del cerebro prefrontal, que en el ser humano ha alcanzado su máxima diferenciación. A ella pertenecen las facultades de comprender la existencia propia en el tiempo, la postergación de actos, condicionándolos a reflexiones previas, desarrollar un concepto con respecto al propio yo e integrarse a estructuras de valores sociales establecidos, y las cognitivas de aprendizaje abstracto.

Sally Goddard, codirectora del Institute for Neuro-Physiological Psychology de Inglaterra, escribió en su libro Reflejos, aprendizaje y comportamiento:

“Todo aprendizaje sucede en el cerebro; el cuerpo humano actúa como un receptor de información y entonces se convierte en un vehículo  a través del cual se expresa el conocimiento, de manera que el movimiento está en la raíz del aprendizaje. Aprendizaje, lenguaje y comportamiento, están unidos de alguna forma a la función del sistema motor y el control del movimiento. Antes de que nuestros niños empiecen a hablar, leemos su lenguaje a través de los gestos, cambios de la postura, ritmo en el movimiento, tono y volumen de la voz. El habla como habilidad depende del sistema motor, de la combinación de movimientos implicados en coordinar la laringe, la faringe, la lengua y los músculos frontales de la boca. Leer depende mayoritariamente  de la capacidad óculo-motora, implicando movimientos precisos de los ojos, y el escribir implica la coordinación manual-ocular con el apoyo del sistema postural. La mayoría del aprendizaje académico, depende de habilidades básicas que pasan a ser automáticas a un nivel físico. Si el niño no desarrolla el control automático del equilibrio y de las habilidades motoras, muchos otros aspectos del aprendizaje pueden verse afectados negativamente, aunque el niño tenga la inteligencia media o incluso por encima de la media.

El control del cuerpo es también el fundamento del autocontrol. La inmadurez del funcionamiento del sistema nervioso, a menudo va de la mano de indicios de inmadurez emocional, como poco control de impulsos, dificultad para leer el lenguaje corporal de los demás (pautas sociales) y relaciones con iguales poco satisfactorias.”

Criterios para considerar el logro de pautas madurativas

Criterios de observación

  1. Cambios de figura                                                             

Alargamiento de los miembros, achatamiento  del tronco, desaparición de los hábitos /características corporales infantiles como abdomen prominente,  pelvis, aparición del arco del pie, aparición de articulaciones, etc.

  1. Evaluación mano – oreja

Posibilidad de llevar el brazo por arriba del Scheitel hacia la oreja, de modo tal que el dedo medio pase por el reborde de la oreja, sin que la cabeza se retire de la línea media.

  1. Cambio de dientes

Aparición del primer molar definitivo y del cambio de los incisivos 1 y 2.

  1. Motricidad gruesa y fina

Capacidad de saltar sobre una pierna, saltar lateralmente ida y vuelta, dar pasos hacia atrás caminando sobre una línea uniendo talón y punta, oposición serial pulgar, giro veloz de la mano.

  1. Capacidades sensorio-cognitiva

Imitación del golpe de un ritmo, repetición una secuencia de sílabas, complementación de figura, compensación de forma, aislamiento óptico, copia / en el dibujo? de un objeto como un pez o una cruz de malta.

  1. Lateralidad

Desarrollo de la lateralidad uniforme en ojo, pie, mano y oído.

  1. Reflejos

Desaparición de reflejos inmaduros: reflejos posturales, reflejos de enderezamiento, reacciones de equilibrio. Transición de reflejos primarios al control postural de equilibrio maduro.

1 y 2 de Julio próximo Curso Presencial Online de Técnica Metamórfica con Orientación pedagogica Waldorf

IMG_20180525_233515

Próximo Curso el 1 y 2 de Julio de 2018 Enlace directo al evento donde pueden ver información detallada 

Opiniones de quienes ya han participado de estas jornadas recientemente

IMG_20180607_175006

El objetivo principal de este curso es que puedan comenzar a practicar la técnica correctamente desde el mismo momento que terminamos a sus familiares o a quienes quieran

Técnica metamórfica
1. poniendo en actividad inteligentemente al cuerpo vital, la tecnica metamorfica desencripta de la memoria celular los bloqueos energeticos, liberando de condicionamientos a los vehiculos de expresion de estos patrones traumaticos antes de que se fijen. Todo lo que los niños asimilan a traves de su cuerpo sensorio, se va convirtiendo en las bases de su personalidad, muchas experiencias modernas como tener que abandonar el hogar desde bebes y estar separados de su madre pueden y son seriamente traumáticas para los infantes, los niños no perciben el mundo como lo percibimos nosotros, sino que lo viven con una intensidad muy extrema. Una alegría, un temor, un sentimiento de separación u abandono. La TM ayuda a encontrar el equilibrio a traves del desbloqueo de patrones energéticos prefijados en la memoria celular, antes de que se conviertan en condicionamientos irreversibles.

2. Una tecnica para liberar de la memoria celular los condicionamientos, posibles efectos de situaciones traumaticas que se fijan en la etapa del embarazo y en los primeros años de la vida. Robert St John, reflexologo, naturista y su discipulo Gaston Saint Pierre, diplomado en Educación Montessori descubrieron y desarrollaron respectivamente esta poderosisima herramienta de liberación para niños, adultos y sobre todo durante el embarazo y los bebes ya que si se practica durante el embarazo se eviten que se fijen las cristalizaciones ya antes de nacer. En mi experiencia personal y familiar, y con todas las personas que he tratado los resultados son sorprendentes y fascinantes para ser una técnica tan sencilla de aplicar sabiendo bien los conceptos y todo lo necesario para aplicarla correctamente la puede aplicar cualquier persona en familia.

Los talleres de este ciclo van a aportarnos una herramienta de resolución, de retornar a los niños a quienes son realmente aunque reciban permanentemente estímulos externos que los están condicionando, ya que imitan todo lo que ven y oyen y eso va formando su patrón energético de conducta y de personalidad, pero también sienten lo que pensamos y sentimos, aunque queramos estar callados y ocultarles nuestros problemas y también son condicionados por estos factores. Así su personalidad se va bloqueando y trastocando en estos años tan sagrados en los que conviene preservarles en su integridad. La técnica metamórfica es una herramienta eficaz para devolverles a su estado natural y quitarles todo este peso cultural de encima, nos allana el difícil camino de la educación y les permite a ellos liberarse abriendo un puente directo en nuestra comunicación solucionando conflictos que a veces son muy complejos de resolver utilizando la psicología. El fundamento pedagógico nos ayudará a comprender como ve la vida nuestro niño, como abordarlo desde el respeto sin dejarle a la deriva sin limites. Les propongo unos talleres económicos ya que los padres y madres sabemos lo que hoy cuesta llevar a nuestros niños a terapia, aprendiendo la Técnica nosotros en familia y así poder aplicarnos la terapia mutuamente en casa para mimarnos unos a otros lo que también acrecienta en gran manera la sanación.
En el pre-parto, en cualquier momento, en momentos conflictivos de la familia y siempre que quieran podrán aplicarse la Técnica ya que es realmente sencilla solo hay que tener una serie de cosas presentes para que funcione adecuadamente y cumplirlas, mama a papa, papa a mama o a los niños y bebes una herramienta de meta-amor-fosis al alcance de las manos, una herramienta de sanación familiar

EL CURSO ONLINE EN VIVO
Significa que estaremos juntos durante toda la jornada de fin de semana, donde participaremos por Videoconferencia en Facebook Live. Podran hacer sus preguntas instantáneamente en el momento por chat. El material se publica en el grupo antes del curso al que tendras acceso una vez confirmada la asistencia mediante pago por PayPal, transferencia o tarjeta de débito o crédito.

DURACIÓN DEL CURSO Y HORARIOS:
. Sabado: duración 4:30hs en vivo conmigo ya puedes hacer tu primera práctica de la tecnica metamorfica a alguien de tu familia o a ti mismo/a
. Domingo: Tendras acceso durante todo el domingo al material grabado del día anterior para poder repasarlo, tomar apuntes y hacer todas las preguntas que desees a través del grupo de Wahtsapp del curso o dentro del Facebook debajo de los vídeos. Los horarios del domingo los puedes elegir según tu conveniencia.
. Una semana mas dentro del grupo de Wahtsapp para nuevas dudas que te puedan surgir. Ya para entonces es recomendable que practiques la tecnica de donde surgirán nuevas preguntas que yo te contestare y todos en el grupo nos beneficiaremos de las dudas de los demás. Es un excelente método para aprender una gran cantidad de contenido en poco tiempo. Si no puedes asistir en ese día u horario, no te preocupes! ponte en contacto conmigo ya que el curso queda grabado podrás acceder al material en diferido poniendonos de acuerdo y hacer las consultas igual que si hubieses estado el sábado.

VALOR DEL CURSO: 55€ (paypal hará el cambio a tu moneda local de manera segura no debes preocuparte, y con una comisión minima) que se abonan en el momento de reservar la plaza anticipadamente ya que son grupos pequeños para hacerlo mas personalizado y de gran calidad, haciendo click en el link del evento (aquí mismo donde pone entradas)

FORMA DE PAGO: por paypal si tienes cuenta y sino con tarjeta de débito o crédito. PayPal es la manera mas agil, segura que existe hasta el momento. Adaptara y converira tu moneda inmediatamente y con una comisión mucho mas conveniente que los que suelen cobrarse en los bancos al hacer una transferencia.

QUE HAGO SI NO TENGO PAYPAL NI CUENTA NI TARJETA?
En este caso que ha pasado las chicas pidieron a alguien de confianza, amigo o familiar que si tenga, que les efectue el pago y le dieron el dinero a dicha persona en efectivo y así pudieron participar.

Para mas información puedes pedirla por wahtsapp desde cualquier país (es gratuito) al +34688956366
Curso Presencial Online se entrega manual y certificado del Taller.
Horario según el país:
16:00hs España
9:00hs Colombia, Perú y Mejico 8:00hs Nicaragua
11:00hs Chile y Uruguay
15:00hs Reino Unido

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1511907182268886&id=100003488563988&refid=52&__tn__=-R

GA294 Rudolf Steiner 1919 1a Conferencia para maestros. Como deben enseñar Lectoescritura y Aritmética a niños pequeños.

La primera de 10 conferencias con todas las indicaciones pedagógicas de R. Steiner con todo el fundamento para el arte de enseñar en la primaria. Evidentemente para comprender el fundamento pedagogico y aplicarlo con coherencia se deben estudiar todas detenidamente y ponerlas en práctica. De muy poco serviría estudiar partes sí, y partes no ya que funcionan como las piezas de un puzzle, para ver la imagen no pueden faltar las piezas. Laura Rost

GA294 21 de Agosto de 1919
Conferencia 1 de Rudolf Steiner
Curso práctico / Profesores: Clase I: Introducción – Comentarios aforísticos sobre actividad artística, aritmética, lectura y escritura
Todas estas conferencias que desean proporcionar una especie de introducción; porque incluso en nuestros métodos de enseñanza reales tendremos que distinguirlos -con toda la modestia debida- de los métodos que han evolucionado en nuestro tiempo sobre otros supuestos distintos a los que debemos hacer. Nuestros métodos no son diferentes de los otros solo porque queremos caprichosamente algo “nuevo” o “diferente”, sino porque las tareas de nuestra edad en particular nos obligarán a realizar el curso que la educación debe tomar para la humanidad, si es para responder en el futuro a los impulsos hacia el desarrollo predestinados en la raza humana por el orden mundial universal sobre todo, tendremos que ser conscientes, en nuestro método, de que estamos interesados en una cierta armonización del espíritu y el alma con el cuerpo físico. Por supuesto, no podrá usar los materiales de estudio como se han usado hasta ahora. Tendrás que usarlos como el medio para desarrollar correctamente las fuerzas del alma y del cuerpo del individuo. Por lo tanto, no le preocupará la transmisión de una provincia del conocimiento como tal, sino la manipulación de esta provincia del conocimiento para desarrollar las capacidades humanas. Tendrás que distinguir, sobre todo, entre el material del conocimiento que está realmente determinado por la convención, por el acuerdo humano -aun cuando no sea admitido en muchas palabras- y los materiales de conocimiento que dependen de una comprensión de la naturaleza humana en general.

Simplemente considere superficialmente la posición real, en cultura general, de la lectura y escritura que le imparte al niño hoy. Leemos, pero el arte de la lectura se ha desarrollado naturalmente en el curso de la civilización. Las formas de letras que han surgido, la combinación de estas diversas formas de letras, son todas un asunto determinado por la convención. Al enseñar al niño la forma presente de lectura, le enseñamos qué, aparte del lugar del individuo dentro de una cultura bastante definida, no tiene ningún significado para la entidad humana. Debemos ser conscientes de que otras prácticas de nuestra cultura física no tienen ningún significado directo para la humanidad super-física, para el mundo super-físico en absoluto. La escritura humana ha surgido de la actividad humana, de la convención humana en el plano físico. Los espíritus no están en absoluto interesados en acomodarse a esta convención física. Incluso si la intervención de los espíritus es un hecho, es en forma de traducción especial por medio de la actividad humana intermediaria; no es un gesto directo del espíritu mismo, una comunicación en esta forma de escritura o lectura de su esencia viviente.

Enseñar la aritmética infantil es otra cosa. Sentirás que aquí lo más importante no son las formas de las figuras, sino la realidad que vive en las formas de las figuras. Y esta realidad viviente por sí sola es de más importancia para el mundo espiritual que la realidad que viven en la lectura y la escritura. Y si seguimos adelante para enseñar al niño ciertas actividades que debemos llamar artísticas, entramos con ellas en la esfera que siempre tiene un significado eterno, que alcanza la actividad del espíritu y el alma en el hombre. Al enseñar a los niños a leer y escribir, estamos enseñando en el dominio de lo más exclusivamente físico. Nuestra enseñanza es menos física en aritmética, y realmente estamos enseñando el alma y el espíritu cuando enseñamos música infantil, dibujo o cualquier cosa de ese tipo.

Ahora, en un curso de estudio racionalmente perseguido, podemos combinar estos tres impulsos, el súper físico en la actividad artística, el semi-super-físico en aritmética y el totalmente físico en la lectura y la escritura, y solo esta combinación producirá el armonización del individuo. Imagina que nos acercamos al niño de esta manera (esta conferencia es meramente introductoria, y solo se darán ejemplos aforísticos individuales): decimos: “Ya has visto un pez. Ahora intenta obtener una idea clara de cómo era: este pez que viste. Si hago esto por ti (mira el dibujo) se ve muy parecido a un pez. Lo que viste como un pez se parece a lo que ves allí en el tablero. Ahora imagina que estás diciendo la palabra pez. Lo que dices cuando dices ‘pez’ se expresa con este signo.

IMG_20180524_172745

“Ahora trata de no decir ‘pescado’, sino solo para comenzar a decir ‘pescado’. Ahora tratamos de mostrarle al niño que solo debe comenzar a decir ‘pez:’ Ffff . Ahora mira, ahora has comenzado a decir ‘pez’; y ahora imagínese que las personas gradualmente llegaron a simplificar lo que ve allí. Al comenzar a decir ‘pez’, Ffff- , estás diciendo, y escribiendo para ello, este signo. Y la gente llama a este signo ‘ f’.
“Así que has aprendido que lo que dices cuando dices ‘pez’ comienza con f y ahora lo escribes como f . Siempre respira fff- cuando empiezas a decir pescado; de esta manera, aprendes cuál era el letrero para decir pescado desde el principio “.

Cuando te pones a apelar a la naturaleza del niño de esta manera, transportas al niño de regreso a las civilizaciones anteriores, porque es cuando surgió la escritura primero. Más tarde, el proceso pasó a ser una mera convención, por lo que hoy ya no reconocemos la conexión entre las formas abstractas de las letras y las imágenes que surgieron puramente como signos de la contemplación e imitación de lo observado. Todas las formas de letras han surgido de formas pictóricas. Y ahora piense cómo, cuando solo le enseña al niño la convención: “Usted debe hacer una f ¡así! “le estás enseñando algo bastante desconectado, y fuera de su contexto con el entorno humano. La escritura se desaloja de su configuración original: el elemento artístico. Por lo tanto, debemos comenzar, al enseñar a escribir, con el dibujo artístico de las formas, del sonido y de las formas de las letras, si queremos ir tan atrás que la diferencia de formas impresiona al niño. No es suficiente simplemente formar estas formas delante del niño con la boca, porque eso hace que las personas se conviertan en lo que han sido hoy. Al desalojar la forma escrita de lo que ahora es convencional y mostrar su fuente original, comprendemos todo el ser y lo convertimos en algo bastante diferente de lo que sería si simplemente recurriéramos a la percepción. Entonces no solo debemos pensar en abstracto. Debemos enseñar arte en dibujo, etc .; debemos impartir el elemento psíquico en la enseñanza de la aritmética, y debemos enseñar el elemento convencional de la lectura y la escritura artísticamente; debemos impregnar toda nuestra enseñanza con el elemento artístico. En consecuencia, desde el principio daremos gran importancia al cultivo del elemento artístico en el niño. El elemento artístico, como es bien sabido, tiene una influencia bastante excepcional en la voluntad. Con su ayuda penetramos en algo relacionado con todo el individuo, mientras que lo que se refiere a la convención solo afecta a la cabeza, “jefe” (kopfmensch). En consecuencia, procedemos dejando que cada niño cultive algo relacionado con el dibujo y la pintura. Así comenzamos con el dibujo, la pintura de dibujo de la manera más simple. Pero comenzamos, también, con el elemento musical, para que el niño esté acostumbrado desde el principio a manejar un instrumento, para que la sensación artística se despierte en él. Luego desarrollará, también, el poder de sentir con todo su ser lo que de otra manera sería meramente convencional.

Nuestra tarea en el estudio del método es involucrar siempre a todo el individuo. No podríamos hacer esto sin centrar nuestra atención en el desarrollo de un sentimiento artístico con el que el individuo está dotado. Esto también dispondrá al individuo más tarde para interesarse en el mundo entero en la medida que lo permita su naturaleza. El error fundamental hasta ahora siempre ha sido que las personas se han establecido en el mundo con nada más que sus cabezas; a lo más han arrastrado el resto de sus cuerpos después de ellos. Y el resultado es que las otras partes ahora siguen el ejemplo de sus impulsos animales y se viven emocionalmente, como lo estamos experimentando en la curiosa ola de emociones que se ha extendido desde Europa del Este. Esto ha ocurrido porque el individuo no ha sido cultivado. Todo método debe estar inmerso en el elemento artístico . La educación y la enseñanza deben convertirse en un verdadero arte. Aquí, también, el conocimiento no debe ser más que la base subyacente.

Por lo tanto, primero extraemos del elemento de dibujo las formas escritas de las letras, luego las formas impresas. Construimos la lectura en el dibujo. De esta forma, pronto verás que tocamos un acorde al que le gusta vibrar en armonía el alma infantil, porque el niño no solo tiene un interés externo, sino porque, por ejemplo, ve, en realidad, el llegando a expresión en la lectura y escritura de su propia respiración.

Tendremos que reorganizar mucho en nuestra enseñanza. Verá que lo que estamos tratando de leer y escribir no puede construirse exclusivamente de la manera que acabamos de describir, pero solo podremos despertar las fuerzas necesarias para tal superestructura. Porque si intentáramos en la vida moderna construir todas nuestras enseñanzas sobre el proceso de evolución de la lectura y la escritura a partir de un entorno de dibujo, deberíamos dedicar el tiempo hasta el vigésimo año sobre el mismo; nunca deberíamos terminar en la vida escolar. Solo podemos llevarlo a cabo primero, en primer lugar, en principio, y debe, a pesar de ello, pasar, pero aún permanecer en el elemento artístico. Cuando hemos sacado instancias aisladas de esta manera por un tiempo, debemos continuar para que el niño comprenda que las personas mayores, cuando tienen estas formas peculiares frente a ellos, descubren un significado en ellas. Mientras cultivamos aún más lo que el niño ha aprendido de instancias aisladas, transmitimos, sin importar si el niño entiende los detalles o no, para escribir oraciones. En estas oraciones, el niño notará formas con las que se ha familiarizado en la f de los peces. Luego notará otras formas, junto a éstas, que no podemos mostrar en su configuración original por falta de tiempo. Luego procedemos a dibujar en el pizarrón cómo se verán las letras por separado, y un día escribimos una oración larga en el pizarrón y le decimos al niño: “Ahora los adultos tienen todo esto delante de ellos cuando se han desarrollado”. todo lo que hemos visto es la f en el pescado, etc. Luego le enseñamos al niño a copiar la escritura. Ponemos énfasis en sus sentimientos con las manos, sea lo que sea que vea, no solo leyendo con el ojo, sino siguiendo su forma con las manos y sabiendo que él mismo puede dar forma a todo lo que está en el tablero, solo . Entonces no aprenderá a leer sin su mano siguiendo las formas de lo que ve, también de las letras impresas. Así tenemos éxito, lo cual es extraordinariamente importante, al ver que la lectura nunca se hace con el simple ojo, sino que la actividad del ojo pasa misteriosamente a toda la actividad de los miembros humanos. Luego, los niños se sienten inconscientemente, justo en sus piernas, lo que de otra manera solo estudiarían con el ojo. Debemos esforzarnos por interesar a todo el ser del niño en esta actividad “. no solo leyendo con el ojo, sino también siguiendo la forma con las manos, y sabiendo que él mismo puede dar forma a todo lo que está en el tablero, simplemente. Entonces no aprenderá a leer sin su mano siguiendo las formas de lo que ve, también de las letras impresas.
Luego, vamos por el camino opuesto: dividimos la oración que hemos escrito y mostramos las otras formas de letras que aún no sacamos de su elemento; nos separamos y dividimos, atomizando, las palabras, y pasamos del todo a las partes separadas. Por ejemplo, aquí aparece la palabra “cabeza”. El niño primero aprende a escribir “cabeza”, simplemente pintando la palabra como una copia. Luego dividimos la palabra “cabeza” en cabeza; sacamos las letras separadas de la palabra, y así pasamos del todo a las partes separadas.

Continuamos, de hecho, a lo largo de nuestra enseñanza para pasar así del todo a la parte. Dividimos, por ejemplo, un pedazo de papel en una cantidad de pequeños fragmentos de papel. Luego contamos estos fragmentos; supongamos que hay veinticuatro. Luego le decimos al niño: “Solo mire, describo estos fragmentos de papel con lo que he escrito en el pizarrón y los llamo: veinticuatro tiras de papel. [También podrían ser frijoles, por supuesto.] Ahora noten eso. Ahora tomo una cantidad de fragmentos de papel, los pongo en una pequeña pila; Hago otro pequeño montón aquí, y allí un tercero, y allí un cuarto; ahora he hecho cuatro pequeños montones de los veinticuatro fragmentos de papel. Ahora mira: ahora los contaré; no puedes hacer eso todavía, pero puedo, y lo que está mintiendo en ese pequeño montón lo llamo nueve fragmentos de papel, y lo que está en el segundo montón lo llamo cinco fragmentos de papel, y lo que está mintiendo en el tercero lo llamo siete pedazos de papel, y lo que está en el cuarto montón lo llamo tres fragmentos de papel. Ya ves, antes, tenía un montón único: veinticuatro fragmentos de papel; ahora tengo cuatro montones pequeños: nueve, cinco, siete, tres fragmentos de papel. Eso es todo el mismo papel. La primera vez, cuando lo tengo en conjunto, lo llamo veinticuatro; ahora lo he dividido en cuatro montones y lo llamo, ahora nueve, luego cinco, luego siete, y luego tres fragmentos de papel. “Ahora digo:” Veinticuatro tiras de papel son, en total, nueve y cinco y siete y tres . “Ahora le he enseñado al niño a sumar. Es decir, no comencé desde las adiciones separadas y formé la suma de ellas. Ese nunca es el camino de nuestra naturaleza humana primitiva original. (Te remito por esto a mi Esquemas de una teoría del conocimiento perteneciente a la concepción mundial de Goethean . [ Prensa Filosófico-Antroposófica, Dornach (Suiza) aún no traducida {desde 1937}.]) Pero el proceso opuesto es el de la naturaleza humana: ver primero la suma y luego dividirla en adendas separadas, de modo que debemos enseñarle al niño a agregar de forma opuesta a lo que normalmente se enseña; debemos comenzar con la suma y luego ir a la adenda. Entonces el niño tendrá una mejor idea de lo que significa “juntos”, de lo que lo ha hecho hasta ahora al recoger las piezas y unirlas. Nuestra enseñanza tendrá que distinguirse de la enseñanza hasta ahora por el hecho de que tenemos que enseñar al niño de manera más o menos opuesta a lo que significa “suma” en contraste con las “adiciones”. Entonces podemos confiar en la respuesta de un comprensión diferente de la provocada por el procedimiento opuesto. En realidad, solo verá el valor total de esto en la práctica. Porque verás al niño entrar de manera bastante diferente en el tema; notará una capacidad de comprensión bastante diferente en el niño, si sigue el camino que describí.

Entonces puedes ir por el camino opuesto y continuar tu aritmética. Puedes decir: “Ahora vuelvo a juntar todos estos trozos de papel y hago dos montoncitos, y llamo a la pequeña pila que he dejado completamente separada, tres. ¿Cómo tengo este tres? Quitándoselo a los demás. Cuando todavía estaba todo junto lo llamé veinticuatro; ahora me he llevado tres y ahora llamo a los que quedan veintiuno. “De esta manera, introducen la idea de la resta. Es decir, una vez más, no comienzas desde minuendo y sustraendo, sino desde el resto, desde lo que queda, y de esto te lleva a lo que vino el resto. Aquí, también, procedes de la manera opuesta. Y, como veremos más adelante en el método de temas especiales, puede aplicar a todo el arte de la aritmética el proceso de pasar del todo a la parte. A este respecto, sin duda tendremos que acostumbrarnos a seguir un curso de instrucción bastante diferente. Aquí procedemos a cultivar, al mismo tiempo, como “lecciones objetivas”, que nunca debemos descuidar, pero que no deberían enfatizarse demasiado, como parecen ser hoy, la sensibilidad a la autoridad. Porque estamos diciendo continuamente: yo llamo a eso veinticuatro. Yo llamo a eso nueve. Al enfatizar, en conferencias antroposóficas, el hecho de que entre los siete y los catorce años de edad debe cultivarse el sentimiento de autoridad, eso no significa que se requiera un entrenamiento para producir este sentimiento de autoridad, pero lo que es necesario puede fluir del propio método de instrucción. Su influencia está presente como un trasfondo; cuando el niño escucha, dice: “Aha, él llama a los nueve, él llama a los veinticuatro”, etc. Él obedece voluntariamente, de inmediato. Escuchando así a la persona que usa este método, el niño es inoculado por lo que se expresa como una sensibilidad a la autoridad. Ese es el secretoCualquier entrenamiento artificial del sentimiento de autoridad debe ser excluido por el método o la técnica en sí .

Entonces debemos dejar muy claro que siempre queremos que tres cosas funcionen al unísono: voluntad, sentimiento y pensamiento. Cuando enseñamos sobre estas líneas, el deseo, el sentimiento y el pensamiento en realidad trabajan juntos. El punto es nunca pervertir el querer por medios falsos en la dirección equivocada, sino asegurar el fortalecimiento de la voluntad por medios artísticos. Con este fin, desde el principio, la enseñanza de la pintura, la instrucción artística y la formación musical también deben emplearse.

Notaremos incidentalmente que particularmente en la primera etapa del segundo período de su vida, el niño es más susceptible a la enseñanza autorizada en forma de arte y que entonces podemos lograr más para él con el arte. Él crecerá como si fuera de sí mismo en lo que deseamos transmitirle, y su mayor alegría imaginable será cuando pone algo sobre papel en el dibujo o incluso en la pintura, que, sin embargo, no debe confundirse con ninguna mera superficial imitación. Aquí, también, debemos recordar al enseñar que debemos transportar al niño, en cierto sentido, a épocas culturales anteriores, pero que no podemos proceder como si aún estuviéramos en estas épocas. La gente era diferente entonces. Ahora transportarás al niño a épocas culturales más tempranas con una disposición bastante diferente de alma y espíritu. Asi que, en el sorteo, no nos inclinaremos a decir: debe copiar esto o aquello, pero le mostramos los formularios originales en el sorteo; le mostramos cómo hacer un ángulo como este, otro así; tratamos de mostrarle qué es un círculo, qué es una espiral. Entonces comenzamos con una forma independiente, no con si la forma imita esto o aquello, sino que tratamos de despertar su interés en la forma misma.

Puede recordar la conferencia en la que traté de despertar el sentido del origen de la hoja de acanto. Luego expliqué que la idea de que la gente imitaba la hoja de la planta de acanto en la forma en que aparece en la leyenda es bastante falsa; la verdad es que la hoja de acanto simplemente surgió de un impulso interior para formarse, y la gente lo sintió más tarde: eso se asemeja a la naturaleza. La naturaleza no fue copiada. Tendremos que tener esto en cuenta con el dibujo y la pintura. Entonces, finalmente, habrá un final del terrible error que devasta las mentes humanas tan tristemente. Cuando las personas se encuentran con algo formado por el hombre, dicen: es natural, no es natural. Pero una mera imitación correcta es de importancia secundaria. La semejanza con el mundo externo solo debería aparecer como algo secundario. Más bien, en el hombre debería vivir un impulso de convertirse en uno con las crecientes fuerzas de la forma misma. Uno debe tener, incluso cuando dibuja una nariz, alguna relación interna con la forma de la nariz en sí misma, y solo más tarde se produce el parecido con la nariz. El significado interno para las formas uno nunca sería capaz de despertar entre la edad de siete y catorce simplemente copiando las formas afuera. Pero uno debe darse cuenta del elemento creativo interno que se puede desarrollar entre siete y catorce. Si se pierde este elemento creativo interno en ese momento, nunca se puede recuperar. Las fuerzas activas en ese momento mueren después; más tarde, uno puede llegar a hacer un cambio improvisado, a menos que ocurra una transformación del individuo en lo que llamamos “iniciación”, natural o no natural. incluso cuando se dibuja una nariz, se produce cierta relación interna con la forma de la nariz, y solo más tarde se produce el parecido con la nariz.
Ahora voy a decir algo inusual, debemos volver a los principios de la naturaleza humana si queremos ser maestros en el verdadero sentido de hoy. Hay excepciones, cuando un individuo aún puede recuperar alguna experiencia omitida. Pero luego debe haber pasado por una enfermedad grave, o haber sufrido alguna deformación u otra, haberse roto una pierna, por ejemplo, que luego no está bien establecida; es decir, debe haber sufrido un cierto aflojamiento del cuerpo etérico del cuerpo físico. Eso es, por supuesto, peligroso. Si sucede a través del Karma, debe ser aceptado. Pero no podemos tratarlo como una cantidad calculable, o dar ninguna garantía para la vida pública de que una persona puede recuperar algo que de esa manera se perdió, sin mencionar otras cosas. El desarrollo del individuo es misterioso, y el objetivo de la instrucción y la educación nunca debe estar relacionado con lo anormal, sino siempre con lo normal. La enseñanza es siempre un asunto social. El problema siempre debe ser: ¿en qué año debe tener lugar el desarrollo de ciertas fuerzas para que este desarrollo establezca al individuo de forma segura en la vida? De modo que debemos tener en cuenta que solo entre el séptimo y el decimocuarto año ciertas habilidades se pueden cultivar de tal forma que el individuo pueda mantenerse firme en la batalla de la vida.
Esta capacidad de asegurar una base artística en las prisas del mundo debe ser nuestro regalo como educadores para el niño. Luego notaremos que es la naturaleza del hombre, hasta cierto punto, nacer un “músico”. Si las personas tuvieran la agilidad adecuada y necesaria, bailarían con todos los niños pequeños, de alguna manera se unirían en los movimientos de todos los niños. Es un hecho que el individuo nace en el mundo con el deseo de llevar su propio cuerpo a un ritmo musical, a una relación musical con el mundo, y esta capacidad musical interna es más activa en los niños en su tercer y cuarto año. Los padres pueden hacer una gran cantidad, si solo se preocupan por construir menos en la música inducida externamente que en la inducción de todo el cuerpo, el elemento danzante. Y precisamente en este tercer y cuarto año se podrían lograr resultados infinitos mediante la permeación del cuerpo del niño con una Euritmia elemental. Si los padres aprenden a participar en la Euritmia con el niño, los niños serían bastante diferentes de lo que son. Vencerían una cierta pesadez que pesa sobre sus extremidades. Todos tenemos hoy esta pesadez en nuestros miembros. Sería superado Y permanecería en el niño cuando los primeros dientes pierden la disposición para el elemento musical completo. Los sentidos separados, la oreja musicalmente sintonizada, el ojo plásticamente hábil, surgen primero de esta disposición musical; lo que llamamos el oído musical, o el ojo para dibujar o modelar, es una especificación de todo el individuo musical. Por consiguiente, siempre debemos valorar la idea de que, al recurrir al elemento artístico, nos asimilamos en el hombre superior, en el ser sensorial de los nervios, en la disposición de todo el ser. Usted eleva el sentimiento a una experiencia intelectual al utilizar el elemento musical o el elemento de dibujo o modelado. Eso debe hacerse de la manera correcta. Todo hoy en día está en confusión, particularmente donde se cultiva el elemento artístico. Dibujamos con las manos, y modelamos con las manos, y sin embargo, las dos cosas son completamente diferentes. Esto es más sorprendente cuando presentamos a los niños al arte. Cuando presentamos a los niños el arte plástico, debemos prestar la mayor atención posible a que sigan las formas plásticas con las manos. Cuando el niño siente su propia formación, cuando mueve su mano y dibuja algo, podemos ayudarlo a seguir las formas con su ojo, pero con la voluntad actuando a través del ojo. De ninguna manera es una violación de la ingenuidad en el niño instruirlo a sentir esto, a sentir la forma del cuerpo con el hueco de su mano. Cuando, por ejemplo, está trazando las curvas de un círculo, llamamos su atención sobre el ojo y le decimos que él mismo hace un círculo con su ojo. Esto de ninguna manera es una violación de la ingenuidad del niño, pero involucra el interés de todo el ser. En consecuencia, debemos darnos cuenta de que estamos transportando el ser inferior del individuo hacia el ser superior, hacia el ser sensorial del nervio.
De esta forma, ganaremos un cierto sentido del método profundo que debemos desarrollar en nosotros mismos como educadores y docentes, y que no podemos transferir directamente a nadie más. Imagine que tenemos un individuo ante nosotros para enseñar y educar: un niño. En estos días, la visión del ser en crecimiento está desapareciendo por completo de la educación; todo está en confusión Pero debemos acostumbrarnos a distinguir entre las diferencias en nuestra visión de este niño. Debemos acompañar, por así decirlo, a nuestra enseñanza y educación con sensaciones internas, con sentimientos interiores, incluso con impulsos internos de la voluntad, que solo se escuchan, por así decirlo, en una octava más baja, y que no se manifiestan. Debemos ser conscientes de que en el niño en crecimiento evolucionan gradualmente el ego y el cuerpo astral; el cuerpo etérico y el cuerpo físico ya están allí, heredados. [Ver Rudolf Steiner, Teosofía ,Ciencia Oculta .] Ahora es bueno para nosotros imaginarnos: el cuerpo físico y el cuerpo etérico siempre se cultivan particularmente desde la cabeza hacia abajo. La cabeza irradia lo que realmente crea al hombre físico. Si seguimos el curso correcto de educación e instrucción para el jefe, servimos mejor al sistema de crecimiento. Si enseñamos al niño de tal manera que extraemos el elemento de la cabeza de todo el ser, las experiencias correctas pasan de su cabeza a sus miembros: el individuo crece, aprende a caminar mejor, etc. Así que podemos dicen: los cuerpos físicos y etéricos fluyen hacia abajo cuando cultivamos todo lo que tiene relación con el hombre superior de una manera positiva. Si, al enseñar al niño a leer y escribir más intelectualmente, tenemos la sensación de que el niño, absorbiendo lo que le impartimos, viene a nuestro encuentro, entonces esto está pasando de su cabeza al resto de su cuerpo. Pero el ego y el cuerpo astral se desarrollan desde abajo hacia arriba cuando se educa a todo el ser. Un poderoso sentido del ego se despertaría, por ejemplo, si le enseñáramos la euritmia elemental infantil en el tercer y cuarto años. Todo el individuo estaría comprometido, y un sentido del ego correcto podría echar raíces en su ser. Y si escucha muchas historias para regocijarse e incluso sentirse triste, el cuerpo astral se desarrollará desde el individuo inferior hacia arriba. Solo piensa por un momento un poco más íntimamente en tus propias experiencias. Espero que todos hayan tenido esta experiencia: al caminar por la calle y sobresaltarse por algo, no solo su cabeza y su corazón se sobresaltaron, sino también sus extremidades, Te sobresaltaste y reviviste el shock más tarde. Podrás estar de acuerdo con esta experiencia en que la rendición a algo que desarticula los sentimientos y las emociones afecta a todo el ser, no solo al corazón y la cabeza.

Esta verdad debe ser vista particularmente por el educador y el maestro. Él debe ver que todo el ser se conmueve. Piensa, entonces, desde este punto de vista, de contar leyendas y cuentos de hadas, y si tienes un sentimiento real de esto, para que transmitas tu propio estado de ánimo cuando le cuentes historias a un niño, se las dirás para que el niño revive con todo su cuerpo lo que le han dicho. De esta manera realmente apelas al cuerpo astral del niño. El cuerpo astral irradia una experiencia en la cabeza, para ser sentida allí por el niño. Debemos tener la sensación de que estamos moviendo a todo el niño, y que solo de los sentimientos, de las emociones que excitamos, debe llegar la comprensión de la historia. Haz que, por lo tanto, sea tu ideal, al contarle cuentos de hadas o leyendas, o dibujar o pintar con él, no para “explicar”, o para actuar a través de conceptos, sino para dejar que todo el ser sea estimulado, de modo que solo después, cuando el niño se haya alejado de usted, la comprensión amanezca sobre él. Intenta, entonces, educar al ego y al cuerpo astral desde abajo hacia arriba, de modo que la cabeza y el corazón solo lleguen más tarde. Trate de nunca apelar en las historias a la cabeza y la comprensión, pero cuente historias para que evoque en el niño, dentro de ciertos límites, ciertos temblores silenciosos de temor, para que excite placeres o tristezas que muevan todo su ser para que estos permanezcan. y resuenan cuando el niño se ha ido, y solo entonces se comprende y el interés despierta en su significado. Intenta actuar a través de toda tu intimidad con los niños. Trate de no excitar el interés artificialmente confiando en las sensaciones, pero intente,

¿Cómo se puede hacer esto con toda una clase? Es relativamente fácil de lograr con un solo niño. Uno solo necesita amar el intento con él, uno solo necesita inspirar el trabajo de uno con amor, mover todo el ser, no solo el corazón y la cabeza. Con toda una clase no es más difícil si uno es movido por los sujetos en cuestión, pero no solo en el corazón y la cabeza. Tome este ejemplo: quiero dejar en claro al niño la vida continua del alma después de la muerte. Nunca le dejaré las teorías claras al niño, pero solo me engañaré a mí mismo. Ningún tipo de concepto puede hacer que la inmortalidad signifique algo para un niño antes de los catorce años. Pero puedo decir: “Solo mira la crisálida de esta mariposa”. No hay nada dentro de esto La mariposa estaba dentro, pero se ha deslizado. “Puedo mostrarle el proceso, también, y es bueno traer tales metamorfosis ante el niño. Ahora puedo hacer la comparación: “Imagina que eres una crisálida como esta. Tu alma está dentro de ti; luego encuentra su salida; luego encontrará su salida como la mariposa de la crisálida. “Eso es ponerlo ingenuamente, por supuesto. Ahora puedes hablar de ello durante mucho tiempo. Pero si no te crees que la mariposa es como el alma humana, no lograrás mucho con el niño a través de esa comparación. No será, por supuesto, culpable de introducir la flagrante falsedad de que solo la considera como una comparación hecha por el hombre. No es tal cosa, pero es un hecho del orden divino del mundo. No es la creación de nuestro intelecto. Y si tenemos una actitud correcta hacia las cosas, aprendemos a creer que la naturaleza está llena de símbolos de experiencias psíquicas espirituales. Si nos volvemos uno con lo que le impartimos al niño, nuestra acción se hace cargo de todo el niño. La pérdida de poder de sentir con el niño, la creencia en el mero ajuste a una razón dada en la que nosotros mismos no creemos, es responsable de la pobreza de la educación del niño. Nuestra propia visión de los hechos debe ser tal que, por ejemplo, con el deslizamiento de la mariposa desde la crisálida, introduzcamos en el alma del niño, no una imagen arbitraria, sino una ilustración, que entendemos y creemos que es proporcionada por los poderes divinos del universo. El niño no debe comprender lo que pasa de oreja a oreja, sino lo que viene de alma a alma. Si nota esto, avanzará.

Texto traído al español y revisado por Laura Rost. La traducción con ayuda de la inteligencia artificial resulta realmente nítida hoy día y tiene la ventaja de que las máquinas no pueden distorsionar el pensamiento ni adaptarlo a su propia conclusión o comprensión personal, simplemente se limitan a traducir, con lo cual la palabra de Rudolf Steiner resulta mucho más clara y comprensible

 

La transformación al comenzar el segundo septenio. La belleza de nuestros niños en plena revolución. Un artículo muy especial y lleno de amor, que debo compartirles! medicina antroposofica.

Hoy encontré este artículo que como mamá de 7 a 8 me ha resonando en todo mi SER. Esta etapa llena de profundisimos cambios en la existencia de nuestros hijos a veces me está dejando perpleja. Este magnífico Doctor Miguel Da Graca Belchior con sus simples expresiones llenas de amorosidad e inspiración espiritual, ha llenado mi actual vaso medio vacío de incertidumbre con certeza. Le pedí compartir su artículo, es tan hermoso realmente que aquí se los quiero dejar a todos

EL LEMA DE NUESTROS HIJOS

Cada fin de año, cuando ya nos preparamos para recibir el nacimiento del niño Jesús, nuestro hijo recibe un regalo, el lema de la escuela. Es un regalo que fue preparado por la maestra con toda su dedicación, con todo su interés, con todo su amor. A lo largo del año  fueron haciéndose una imagen del niño, viendo sus talentos, viendo sus impedimentos, cuales tesoros trajeron y nos los regalan día a día, y que cosas ellos traen como meta a realizar. De allí, de esa imagen, de ese calor, de ese interés por la transformación surge el lema, como el calor que ayuda a realizar sus virtudes y otorga fuerza para vencer aquello que trajeron como meta a realizar. Y en un momento tan especial como en la época de preparación de la Nochebuena, él  lo recibe.

Y desde ese día, cada noche antes de entregarse al sueño, de hacer su viaje celestial, el niño lo recita.

En la etapa en la cual entran los niños en el segundo septenio, hay un cambio muy importante en como es el desarrollo del ser humano. Hasta los 7 años el niño recibe el ritmo desde afuera y a través de la fuerza enorme de imitación, de las fuerzas plásticas de crecimiento y desarrollo, forman su cuerpo de acuerdo al ejemplo recibido desde afuera; el entorno es el alimento espiritual que nuestros hijos tienen y de acuerdo a como sea éste, las condiciones serán más o menos propicias para que la individualidad del niño pueda fortalecerse, tenga el camino allanado para su desarrollo sano.

En el segundo septenio las fuerzas plásticas de crecimiento y conformación del cuerpo,  las fuerzas de la creación del instrumento de la corporalidad anímica, comienzan a retirarse y son otras fuerzas espirituales que comienzan a obrar ahora y ya no desde la cabeza, sino que se introducen más al interior, obran desde el pecho, desde nuestro sistema rítmico. El niño se convierte ahora en un músico, que quiere aprender a ejecutar su instrumento, este cuerpo que con tanto esfuerzo y amor construyó y modeló durante 7 años. Ahora, el niño no solo recibe ritmo desde afuera, el ES ahora ritmo.

Y el  lema es una oportunidad maravillosa de apoyar a este músico en ese aprender a tocar su instrumento, a apoyar a estas fuerzas espirituales musicales en su obrar. La palabra (WORT, en alemán) nos crea y luego se convierte  en nosotros en respuesta (AntWORT), y después  hay que ver si esa palabra es adecuada y está a la altura haciéndonos capaces de responder (responsabilidad: VerantWORTung). A la palabra, al verbo le debemos que se realice en nosotros la encarnación del Yo. El Yo se encarna con la educación del habla en la sangre y se hace cuerpo.

Durante meses, en las vacaciones de verano,  en la tranquilidad del hogar, en la calma de la noche, durante la preparación del encuentro con su ángel durante el dormir, el niño junto a sus padres recita el lema. Los padres, sus hermanos, sentados con tranquilidad, en quietud, con recogimiento esperan que el niño se pare firme en sus dos pies, con el pecho abierto, la mirada libre y amorosa dirigida a sus seres amados, y al llegar el momento, comienza a recitar desde la profundidad interior el lema. El padre, la madre están atentos, pues su tarea ahora es ayudar a transformar aquello que comienza. A veces es recitado demasiado lentamente, a veces demasiado rápido, bajito, fuerte, al principio no lo recuerda, entonces lo dicen en conjunto hasta que es aprendido; como siempre el camino en la vida con nuestros hijos,  es caminar juntos, hasta que lenta y progresivamente vamos alejándonos, soltándolos, pero acompañándolos en confianza y con el corazón, mientras ellos, cada vez más, logran   transitar solos su camino.

A veces el niño no tiene  ganas de decirlo, entonces podemos recordar con gratitud y veneración, de cómo el maestro con todo su amor y dedicación preparó este lema, recordar el momento sagrado en la cual fue entregado, cuando el maestro y el niño, tomados de la mano y con el encuentro de sus miradas, el lema fue dicho por vez primera, entonces puede despertarse la alegría de saber que pronto el podrá devolver todo esto una mañana, en la escuela, a su amada maestra.

El lema no solo es la imagen del niño, no solo contiene la fuerza de la transformación, tiene un ritmo, una métrica, una forma de decirlo; el ritmo sana, el ritmo cura, el decir el lema con ritmo ayuda al niño a aprender a respirar, es decir, ayuda a esa individualidad a hacerse dueño de su cuerpo. Cuando inspiramos todo nuestro cuerpo se llena de aire, se llena de esa alma que entra y obra en nosotros y al recitar vuelve a salir, sale transformada, sale con nuestra esencia modelada, es nuestra individualidad que sale y obra, sale y quiere decir al mundo quien es, que quiere transformar al mundo, que quiere cumplir su meta, que a través de su instrumento quiere tocar la más bella melodía.

Y allí está ahora el maestro. Semana tras semana está afinándolo, frenando cuando hay que frenar, acelerando cuando hay que acelerar, ayudando a expresar a esa individualidad más fuertemente cuando el recitado es casi inaudible, ser el sostén cuando por miedo no puede expresarse. Ayudando a pronunciar cada vocal, cada consonante, de la mejor manera, aprendiendo a degustarlas, a acariciarlas, a amarlas.

Imagínense, el aula casi a oscuras, apenas se ve, entonces el encargado de las velas cumple su cometido y la luz inunda el aula con sus rayos. Y en ese día de su llegada, ese ser toma la decisión de ir hacia el frente, cobijado por sus compañeros y  su maestra, camina solo hacia el frente.

Imagínense, es un momento muy fuerte, que puede despertar en ellos inseguridades, miedos, pero también despierta el valor de YO PUEDO, YO QUIERO, y no estoy solo, tengo mi maestra, mis compañeros, mi ángel y tengo el amor de mi familia que me acompañan en este momento tan sagrado y solemne. Y al dar vuelta y enfrentarse hacia todos, recuerda todos esos momentos que vivió en la tranquilidad y alegría de su hogar, con su familia y esto lo ayuda a pararse firme y fuerte, tomar aire y con el acompañamiento de todos recitar el lema.

Al finalizar el año no solo se lleva cada niño su lema, sino que se lleva consigo el lema de todos sus compañeros. En el momento del recitar, no solo es el niño que recita el lema quien llena el aula de esa melodía, todos los niños, pero en silencio, lo recitan con él. Nosotros no solo oímos con el oído, oímos con todo nuestro cuerpo y con cada palabra, con cada frase, con esa imagen que contiene las virtudes de cada uno y con esa fuerza que conlleva la fuerza de la transformación, cada niño que está escuchando vibra, resuena, incorpora en sí, los regalos y las fuerzas de todos los lemas que día tras día, en forma de ritmo semanal actúa en su interior transformando su exterior. Y es hermoso de ver la importancia que ellos le dan, cuando al finalizar la mañana  y van a sus casas, cuando se encuentran entre ellos, buscan recitar los lemas de cada otro niño, buscan esas fuerzas, buscan el amor que los ilumina cada vez que ellos los recitan.

MIGUEL AMADEO DA GRACA BELCHIOR médico pediatra, médico escolar y padre

Pueden encontrar más al respecto en el siguiente enlace: http://www.medicosescolares.com.ar

Además el Dr. Da Graca Belchior participa en una formación para Médicos escolares en Buenos Aires, a la cual creo que quienes puedan asistir serán realmente unos privilegiados. Les comparto la última información

 

La primaria en las autenticas escuelas Waldorf Steiner

“Creo que no es exagerado decir que ningún otro sistema educativo en el mundo la da un papel central en las artes como el movimiento de escuelas Waldorf. No es un tema enseñado que no tenga un aspecto artístico.  Sistema de educación de .Steiner se basa en la premisa de que el arte es una parte integral de los esfuerzos humanos. . . Cualquier cosa que se pueda hacer para promover sus ideales educativos revolucionarios serán de la mayor importancia “.

– Konrad Oberhuber, curador de dibujos, Fogg Art Museum; Profesor de Bellas Artes de la Universidad de Harvard


temas principales lecciones estudiadas en todas las escuelas Waldorf se compone de las ciencias sociales y la literatura, geografía, matemáticas, artes del lenguaje y las ciencias naturales.

Ciencias Sociales y Literatura

Esta rica y extensómetros ML Book172curriculum ive sirve para desarrollar una profunda apreciación de los fundamentos de la cultura occidental y presenta a los niños historias de todo el mundo, que abarca el desarrollo y la diversidad de la humanidad. A medida que los niños progresan a través de los grados, su propio desarrollo se refleja en los temas que se estudian.

En los primeros grados, los niños pequeños se encuentran inmersos en la magia y la maravilla de los cuentos de todo el mundo. historias de animales nutren atracción natural de los niños para el reino animal, y las historias míticas de las obras de los Santos de tradiciones multiculturales ejemplifican las cualidades de valor e integridad.

A los nueve y diez años de edad, ya que los niños preguntan más sobre el mundo en que viven, que escuchan las historias del Antiguo Testamento y celebran tradiciones fiesta judía. Cuentos de los nórdicos capturan la imaginación del sentido de la aventura del niño en crecimiento, y la mitología y las tradiciones de la cultura nativa americana dar vida a su entorno geográfico.

Quinto y sexto grados marcan la personificación elegante de la infancia antes de la aparición de la adolescencia. Durante este período los niños se sumergen en la historia y la literatura de las culturas antiguas de la India, Persia, Mesopotamia, Egipto y Grecia.A medida que los niños entran en la adolescencia, su creciente conciencia de la justicia, la ley y el orden coincide con el estudio del desarrollo y la caída de la Antigua Roma, seguido de la Edad Media.

Continuando en la adolescencia, los estudiantes aprenden acerca de la edad de la exploración y se inspiran en los maestros del Renacimiento, sobre todo Miguel Ángel, Leonardo da Vinci y Rafael. El estudio de la era de la revolución es particularmente apropiado para estudiantes de octavo grado, muchos de los cuales muestran pasión por diversas causas en el mundo que les rodea. Durante este año, los estudios de historia y literatura biográfica continúan en el mundo moderno, y los estudiantes están bien preparados para entrar en sus años de escuela secundaria.

MLB Mapa

MLB carolingio

Geografía

Los niños son introducidos a la geografía en sus estudios de construcción de viviendas en el tercer grado. En tercer y cuarto grado, los estudiantes comienzan a trazar su entorno inmediato. Acompasando los límites y campos de Sunfield Granja, cada uno de ellos crean un mapa ilustrado. excursiones de exploración se toman a características interesantes de la geografía local. A medida que los estudiantes avanzan en los grados, estudios de geografía se expanden para incorporar estudios del estado de Washington y América del Norte y, finalmente, abrazar a toda la tierra. estudios de geografía se entrelazan con la historia, así como las ciencias naturales, como la botánica y la geología. A través del estudio de la geografía, los niños son capaces de obtener reconocimiento por las conexiones entre los recursos de la tierra y la actividad humana.

Matemáticas

ML Book174

En las escuelas Waldorf, la aritmética se inicia en el primer grado en que los niños son introducidos a la calidad intrínseca de cada número y para el concepto de cómo cada número procede del número uno. Un método eficaz y dinámico, multisensorial utilizando manipulativos naturales, conteo rítmico, rimas de números, juegos de memoria y refuerza patrones de números.

A partir de primer grado, los cuatro procesos de la aritmética – suma, resta, multiplicación y división – se imparten simultáneamente a través de historias imaginativas. Uso de actividades tales como aplaudir, salto a la cuerda, tirar bolsas de frijoles, y la formación de formas geométricas, las tablas de multiplicar se aprenden, a partir de segundo grado. Participar todas las facultades físicas y mentales del niño profundiza la comprensión de las interrelaciones entre los números del niño, por lo que el dominio de las tablas de multiplicar más fácil de lograr.Las fracciones que se introducen en el cuarto grado, seguido por decimales y porcentajes en los grados quinto y sexto, respectivamente. Geometría, álgebra y relacionados con las matemáticas superiores se introducen en sexto a octavo grado.

Además de matemáticas principales bloques de la lección, el trabajo en curso en la práctica de matemáticas se alterna con la práctica de trabajo en las artes del lenguaje durante el año escolar.

Artes del lenguajeletters006

El plan de estudios de lengua y literatura comienza en primer grado con una introducción al alfabeto pictórico. Antes de enseñar el reconocimiento de sonidos y palabras, los maestros de primer grado Waldorf cuentan historias imaginativas y poemas sobre la forma de cada letra. Por ejemplo, en la enseñanza de la letra W, el cuento “Un pescador y su mujer” puede ser contada, y un trabalenguas sobre una ola acuosa puede ser aprendido. Cada niño ilustra las olas en su propio libro de texto principal, formando la letra W dentro de las olas. Las palabras y frases sencillas son escritos al lado de la ilustración. Hay un sentido de propiedad como los jóvenes estudiantes leen las palabras que ellos mismos han escrito en sus propios libros. Estas actividades ayudan a construir el amor del lenguaje de un niño.

En el más joven grados, gramática, ortografía, y la composición se practican de manera imaginativa, lúdicas y de colores para que los niños crecen a apreciar y entender la alegría y la belleza inherente al lenguaje. A medida que los estudiantes avanzan en los grados, las habilidades de escritura se desarrollan a través de la poesía, composiciones, informes de investigación, y la escritura creativa.

La poesía, el habla y la recitación se incluyen en todo el programa de artes del lenguaje de primero a octavo grado. Además de la lengua y literatura principales bloques de clases, prácticas de trabajo en curso en las artes del lenguaje se alterna con el trabajo de la práctica en matemáticas durante el año escolar.

Ciencias Naturales

Los s Cody146ciences comienzan con la naturaleza paseos diarios en los primeros grados, el despertar de la maravilla para el mundo natural, y avanzar a estudios rigurosos en los grados más altos, el desarrollo de las habilidades para la observación precisa y pensamiento exploratorio.A lo largo de todos los grados, los estudiantes Waldorf pasan suficiente tiempo explorando y aprendiendo al aire libre.

El plan de estudios de la ciencia Waldorf relaciona muchos de los estudios de la ciencia a los aspectos del ser humano. Por ejemplo, cuando se estudia la zoología en cuarto o quinto grado, los niños consideran que el sistema metabólico de la vaca, el sistema circulatorio del león, y el sistema nervioso del ratón y toman conciencia de que cada animal exhibe una parte del ser humano en una forma altamente especializada. Al estudiar las plantas en el quinto grado, los estudiantes consideran que sus propios sistemas respiratorios mientras aprenden acerca de los procesos biológicos que tienen lugar en la hoja de la planta. Este método de presentación ayuda a los niños a obtener una apreciación de la profunda conexión entre la humanidad, todos los otros seres vivos, y la tierra.

De sexto a octavo grado, los estudiantes utilizan la experiencia directa para descubrir los conceptos científicos. Los estudiantes realizarán un experimento y observar de cerca los resultados. Al día siguiente, se va a discutir sus hallazgos, tratando de descubrir las leyes físicas o fórmulas que rigen el proceso. A través de este método, se desarrollan las habilidades necesarias para el pensamiento científico, la presentación de informes precisos, y el buen juicio.

La conciencia medioambiental y ecológico se amplíe a través de todo el plan de estudios de la ciencia Waldorf, fomentando el tratamiento respetuoso con el mundo natural. En Sunfield, nuestros ochenta y un acres de campos, bosques y humedales proporcionan numerosas oportunidades para que las experiencias prácticas de aprendizaje agrícolas y ambientales que mejoran muchos de nuestros estudios en las ciencias, incluyendo la zoología, botánica, ecología, geología, ciencia física, y química.

En todas las escuelas Waldorf, actividades de temporada y celebraciones que abarcan los ritmos naturales del año sirven para profundizar en la belleza inherente en las ciencias naturales.

Fuente original: http://sunfieldfarm.org/waldorf-school/grade-school/main-lesson-subjects/?b3912d64cf75cd186299cc7ad4538662=d7d603c45de1c995cebef5463ab5db17

“El hombre como ser sensorio y ser perceptivo”, Dornach, 22.7.1921. Conferencia de R. Steiner

occult-anatomy-bigEL PARENTESCO DE LOS SENTIDOS DEL CONCEPTO, DEL SENTIMIENTO Y DE LA VOLUNTAD Y SU RELACIÓN HACIA EL MEDIO CIRCUNDANTE Y EL INTERIOR DEL SER HUMANO

Conferencia: “El hombre como ser sensorio y ser perceptivo”, Dornach, 22.7.1921

Estas regiones, que aquí les he referido como ámbitos sensorios, las podemos separar nítidamente entre sí, y a su vez podemos hallar en ellas aquello que las une, el hecho de que nos mantenemos perceptivos a través de estos sentidos. Es nuestra comunicación con el mundo exterior, lo que estos sentidos nos ofrecen – de hecho de una manera muy diversa, con respecto al mundo exterior. En principio tenemos cuatro sentidos que nos conectan sin lugar a dudas, con el mundo exterior: el sentido del yo, el sentido del pensamiento, el sentido de la palabra y el sentido de la audición. De inmediato nos damos cuenta, que cuando percibimos al yo de otra persona, con toda nuestra vivencia estamos en el mundo exterior, de igual manera, cuando percibimos los pensamientos o las palabras de otro. No tan convincente debería ser con referencia al sentido de la audición; esto empero se debe al hecho de que a partir de una especie de concepción abstracta, hemos vertido sobre todos los sentidos, un matiz de concepto conjunto, a modo de una idea conjunta de una vida sensoria, en la cual no tomamos en cuenta lo propiamente específico de cada uno de los sentidos.

El pensar de manera común, no se ocupa tal como lo hace por ejemplo el escuchar – por el hecho de que el aire en movimiento, mediador del escuchar es algo físico – nos conduce de manera directa al mundo exterior. Y cuando tomamos en cuenta, cuan externo el sentido de la audición en realidad es, frente a nuestra vivencia interior en lo orgánico, pronto podremos descubrir, que de esta manera, al sentido de la audición lo tenemos que tomar de manera diferente, como por ejemplo al sentido de la visión. A partir de la contemplación del órgano del ojo en el caso de la visión, pronto podremos darnos cuenta de que aquello que allí se transmite, en elevada medida es un proceso interior, al menos de manera relativa, es un proceso interior. Al dormir, cerramos al ojo, pero no cerramos al oído cuando dormimos. En estas cosas, que aparentemente son cosas triviales, se expresa sin embargo algo de profunda importancia para toda la vida del hombre. Cuando al dormir estamos obligados a cerrar nuestro interior, porque no tenemos que tener una percepción a través de la visión, no estamos obligados a cerrar nuestro oído porque el mismo vive de manera muy diferente en el mundo exterior que el ojo. El ojo en medida mayor es componente de nuestro ser interior, la percepción visual está orientada mucho más que la percepción auditiva… no, la sensación de lo escuchado, eso es otra cosa… la sensación de lo escuchado, que subyace a lo musical, esto es otra cosa que el proceso auditivo propiamente dicho.

Estos sentidos entonces, que en lo esencial, diríamos, transmiten lo exterior y lo interior, esos son los SENTIDOS EXPRESAMENTE EXTERIORES.

Los sentidos aquellos que por así decirlo, se encuentran al vilo ENTRE EXTERIOR E INTERIOR, que son tanto vivencia interior como vivencia EXTERIOR, son los siguientes cuatro sentidos: el sentido del calor, el sentido de la vista, el sentido del gusto, el sentido del olfato. Intentemos tan solo recordar toda la suma de las vivencias dadas por uno de estos sentidos y veremos como por un lado en todos estos sentidos existe una convivencia con el mundo exterior, pero al mismo tiempo, una vivencia en el interior propio.

Si tomamos vinagre, es decir, se involucra nuestro sentido del gusto, por un lado tenemos una vivencia interior con el vinagre y por el otro lado una vivencia orientada hacia afuera, a la cual podemos comparar con la vivencia del yo externo o de las palabras. Pero sería algo muy grave, si en el mismo sentido, a la audición de las palabras, le adicionáramos una vivencia subjetiva, interior. Imaginemos entonces: cuando tomamos vinagra, desfiguramos la cara; esto nos señala con toda claridad, de que la vivencia externa y la vivencia interna se confunden. Si esto mismo fuera el caso en las palabras. Si esto mismo fuera el caso con las palabras, cuando por ejemplo alguien le dedicara un discurso y tuviéramos que experimentarlo de la misma manera como en el caso del beber el vinagre, o el beber vino, entonces jamás podríamos obtener claridad acerca de aquello que el otro nos está diciendo. En la misma medida como en el caso del vinagre tenemos una sensación desagradable y en el caso del vino tenemos una sensación agradable, en la misma manera le otorgamos un tinte a una vivencia exterior. A esta vivencia exterior no le debemos colocar un tinte, al percibir las palabras del otro. Podemos decir: aquí estamos viendo la aparición de lo moral en el momento en el cual podemos ver las cosas de la correcta manera. Dado que existen personas, que sobre todo con respecto al sentido del yo, pero también con respecto al sentido de los pensamientos se comportan de manera tal que podemos decir: las personas se encuentran metidas de tal manera en sus sentidos del medio, en el sentido del calor, en el sentido de la visión, en el sentido del gusto y en el sentido del olfato que evalúan también a las otras personas, o los pensamientos de ellas, de la misma manera. Entonces empero no pueden escuchar los pensamientos o las palabras de los demás, sino que los perciben así, como por ejemplo, diríamos, al vino de Mosela, o el vinagre, o cualquier otra bebida o comida.

Vemos aquí, como algo moral resulta simplemente a partir de un criterio de otro modo completamente amoral. Tomemos por ejemplo una persona en la cual el sentido auditivo, sobre todo empero el sentido de la palabra, el sentido del pensamiento y el sentido del yo se encuentran desarrollados de manera deficiente. Una persona de esta índole, vive ciertamente, digamos, sin cabeza. Vale decir, que emplea a sus sentidos de la cabeza de un modo similar, como los sentidos orientados, ya orientados hacia lo animal. El animal no puede percibir de manera objetiva, como puede percibir objetiva-subjetivamente, mediante el sentido del calor, el sentido de la visión, el sentido del gusto, el sentido del olfato. El animal huele: podemos imaginarnos, que el animal en medida muy reducida, de manera objetiva puede definir aquello con lo cual se confronta, por ejemplo en el caso del sentido del olfato… en alto grado, se trata de una vivencia subjetiva.

Naturalmente, todas las personas también tienen al sentido auditivo, el sentido de la palabra, el sentido del pensamiento, el sentido del yo; pero aquellos que en mayor medida se involucran con toda su organización en el sentido calórico y en el sentido de la visión, sobre todo empero en el sentido del gusto o en el sentido del olfato, modifican todo según su parecer subjetivo, o según su subjetivo olfatear del entorno.

Todo esto lo podemos observar a diario en la vida. A modo de ejemplo, podemos observar que existen personas, que nada pueden observar de manera objetiva, perciben todo de manera tal como de manera como solemos percibir a través de los sentidos del gusto y del olfato. Todo esto lo podemos hallar en la publicación más reciente de X. El mismo se halla imposibilitado, de comprender las palabras o los pensamientos del otro – todo lo comprende de manera tal como se bebe el vino o el vinagre o se ingiere una comida cualquiera. Todo se convierte en vivencia subjetiva. De la misma manera se convierte en inmoral, al obligar a los sentidos superiores, a descender al carácter de los sentidos inferiores. De hecho existe la posibilidad de conducir a la moral a un contexto con toda la concepción del mundo, mientras que en la actualidad, lo destructivo, aquello que socava toda nuestra civilización radica en el hecho de que no podemos plasmar un puente entre aquello que denominamos ley natural y aquello que llamamos moral.

Al avanzar hacia los cuatro sentidos próximos, al sentido del equilibrio, el sentido del movimiento, el sentido de la vida y el sentido del tacto, estamos llegando expresamente, a los SENTIDOS INTERIORES. Nos hallamos allí, frente a sentidos explícitamente interiores. Dado que aquello que nos transmite el sentido del equilibrio, es nuestro propio equilibrio, lo que nos transmite el sentido del movimiento, es el estado del movimiento en el cual nos encontramos. Nuestro estado vital es esa percepción general, de cómo funcionan nuestros órganos, si son provechosos a nuestra vida o desfavorables, etc. En el caso del sentido del tacto, podría haber una desorientación, así y todo, cuando palpamos algo, aquello que tenemos como vivencia, es una vivencia interior. Por cierto no sentimos la tiza, sino la presión ejercida sobre la piel.

Naturalmente, el proceso es mucho más refinado. Es la REACCIÓN de su propio interior con respecto a un proceso exterior que se halla presente en la vivencia, que en ninguna otra vivencia sensoria se halla presente como en la vivencia del tacto.

De hecho, este grupo de los sentidos mencionado en último término, es modificado por otra cosa. Al respecto tenemos que recordar algo, que he dicho aquí, algunas semanas atrás (“El velo sensorio, discurso del 3.7.1921: Leyes terrestres y leyes cósmicas”). Si tomamos al hombre con respecto a aquello que se percibe a través de estos últimos cuatro sentidos a pesar de estar observando las cosas, son: nuestro propio movimiento, nuestro propio equilibrio – y a pesar de que aquello que percibimos, lo percibimos de manera decididamente subjetiva hacia el interior, son empero procesos plenamente objetivos. Y esto, es lo interesante del asunto. Percibimos las cosas con orientación hacia el interior, lo que percibimos empero, son cosas objetivas en su totalidad; dado que en lo fisical es indiferente, si se mueve un tronco de madera o un hombre, si un tronco de madera guarda el equilibrio o un hombre. Para el mundo físico exterior en su movimiento, el hombre que se mueve se contempla de la misma manera como un tronco de madera; lo mismo acontece con respecto al equilibro. Y si tomamos al sentido de la vida sucede, que aquello que transmite nuestro sentido de la vida, son procesos objetivos. Imaginemos un proceso en una retorta: acontece según leyes determinadas, lo podemos describir de manera objetiva. Lo que el sentido de la vida percibe es un proceso de esa índole, orientado hacia el interior. Cuando ese proceso está en perfecto orden, el sentido de la vida se lo transmite, y cuando no lo está, el sentido de la vida también se lo transmite. Aun cuando el proceso se halla encerrado en su piel, el sentido de la vida se lo transmite.

Un proceso objetivo en definitiva no es nada que posee un contexto especial con el contenido de nuestra vida del alma. Lo mismo acontece en el caso del sentido del tacto: siempre hay un cambio en toda la estructura orgánica, cuando de hecho estamos empleando al tacto. Nuestra reacción es un cambio orgánica en nuestro interior. En aquello que nos es dado con estos cuatro sentidos, nos es dado algo objetivo, algo que nos ubica como seres humanos en el mundo, tal como en definitiva, somos al modo de seres objetivos, que también pueden ser vistos exteriormente en el mundo sensorio.

De modo tal que podemos decir: se trata expresamente de sentidos interiores pero aquello que mediante los mismos percibimos, en nosotros es igual a aquello que percibimos de manera externa en el mundo. El hecho, si ponemos en movimiento un tronco de madera, o si el hombre se encuentra en movimiento exterior, es indiferente para el proceso fisical de los acontecimientos. El sentido del movimiento existe tan solo para que aquello que acontece en el mundo exterior, llegue también a nuestra conciencia subjetiva, siendo percibido.

Vemos así, que de hecho subjetivos son de verdad los sentidos explícitamente externos; aquello que a través de ellos se percibe, en sentido manifiesto, tiene que ser trasladado a nuestra humanidad. Por lo tanto el grupo del medio de los sentidos constituye un vaivén entre el mundo exterior y el mundo interior. Por el último grupo de los sentidos nos es transmitido, una expresa convivencia de algo de lo que somos por pertenecer al mundo y no a nosotros.

A esa consideración, la podríamos expandir de amplia manera. Mucho podríamos hallar que es característico para un sentido u otro. Tan solo tenemos que asumir la idea de que el estudio de los sentidos no debe ser tratado de manera tal que tan solo describamos los sentidos según los órganos sensorios más relevantes, sino según el análisis del campo de las vivencias. No es correcto que por ejemplo no existe un órgano separado para el sentido de la palabra; sucede tan solo que la fisiología materialista ordinaria no ha investigado aun en el mismo sentido en su delimitación, como digamos, el órgano auditivo. O el sentido del pensamiento… también está presente, pero no está investigado, digamos, como el sentido de la vista o similares.

Al revisar de esta manera al hombre, tendrá que llamar nuestra atención que en realidad esa vida, que en el habitual sentido de la palabra denominamos VIDA DEL ALMA, se encuentra sujeta a los sentidos superiores. Al querer abarcar el contenido de aquello que en el habitual sentido de la palabra llamamos vida del alma, casi no podemos ir más lejos que del sentido del yo, al sentido de la visión. Tengamos presente todo aquello que tenemos mediante el sentido del yo, el sentido del pensamiento, el sentido de la palabra, el sentido del sonido, el sentido del calor, el sentido de la vista, entonces tendremos aproximadamente, la envergadura de aquello que denominamos vida del alma. Sucede que de estos sentidos explícitamente externos, de las cualidades de estos sentidos, algo aun penetra en el sentido del calor del cual en la vida anímica dependemos en medida mucho mayor que de hecho pensamos. El sentido de la visión posee una importancia inmensamente amplia, para el conjunto de la vida del alma. Con el sentido del gusto, ya descendemos a lo animal, así como con el sentido del olfato y descendemos de íntegra manera a nuestra corporeidad, con el sentido del equilibro, el sentido del movimiento, el sentido de la vida, etc. A los mismos, por cierto, los percibimos yendo ya a lo profundo del interior.

Para trazar de manera esquemática nuestro ser, tendríamos que proceder así: tendríamos que decir: abarcarnos la región superior y allí, en esa región superior, reposa nuestra vida interior propia.

De hecho esa vida interior no puede existir, sin que tengamos estos sentidos externos. ¿Qué seríamos nosotros como seres humanos, si no tuviéramos otros seres dotados de un yo? ¿Qué seríamos como ser humano, si jamás hubiéramos escuchado palabras, pensamientos, etc.? Imaginemos tan solo como sería eso.

En cambio aquello que luego desde el sentido del gusto se encuentra en dirección descendente, eso percibe hacia el interior, eso transmite en principio procesos orientados hacia adentro; esos empero, se tornan cada vez más carentes de nitidez. Por cierto que el hombre tiene que tener una percepción muy nítida de su propio equilibrio, de no ser así, sufriría un desmayo y se caería. Para el sentido del equilibrio, el caer desvanecido significa lo mismo, como el quedar ciego para los ojos. Sucede empero: se torna carente de nitidez aquello que transmiten estos sentidos. El sentido del gusto se desarrolla aun, próximo a la superficie – allí existe una clara conciencia de ese sentido del gusto. Pero a pesar de que todo nuestro cuerpo, al menos con excepción del organismo de los miembros (pero, en definitiva también él), a pesar de que todo nuestro cuerpo posee la condición de ejercer el gusto, la minoría de las personas está en condiciones de descubrir las cualidades de las diferentes comidas que se hallan en el estómago, porque en esa dirección la civilización, o la cultura, o tal vez pueda decir, el sibaritismo, no están desarrollado en tal medida: la menor cantidad de personas pueden aun gustar las comidas llevadas al estómago. Apenas logran gustarlas en los demás órganos; pero, un vez integradas al estómago, a la mayoría de las personas les es indiferente como son, a pesar de que, de manera inconsciente, el sentido del gusto posee continuación a través de todo el tramo digestivo.

El hombre en su conjunto en definitiva degusta aquello que ingiere, pero se neutraliza rápidamente, cuando lo ingerido se participa al cuerpo. A través de todo su cuerpo, todo su organismo, el hombre desarrolla su sentido del olfato, el comportamiento pasivo referido a los cuerpos oledores; esto a su vez se concentra a lo más superficial, mientras que en realidad el hombre en todo su ser es afectado por el perfume de una flor o el olor de otra materia, etc. Por el lecho de saber como el sentido del gusto y del olor compenetran a todo el ser humano, también sabemos lo que se halla contenido en esa vivencia del oler, del gustar y como esto prosigue hasta el interior del hombre- y nos alejamos entonces, de todo tipo del concepto materialista, cuando sabemos por ejemplo, a lo que equivale el gustar. Y teniendo la certeza de que ese proceso del gustar pasa por todo el organismo, ya no estamos en condiciones de referir al consecutivo proceso digestivo, de manera tal como en la actualidad es referido por la ciencia materialista de la actualidad.

Por el otro lado empero, no podemos negar, que existe una gran diferencia entre aquello, que aquí he marcado con amarillo y aquello, que de manera esquemática he marcado con rojo: una diferencia enorme entre el contenido que tenemos en nuestra alma, en nuestra vida del alma a través del sentido del yo, el sentido de la palabra, etc., y las vivencias que tenemos a través del sentido del gusto, el sentido del olfato, el sentido del movimiento, el sentido de la vida, etc.

Se trata de una diferencia enorme, radical. Y podremos evaluar esa diferencia de mayor manera, al tomar conciencia de aquello que vivenciamos dentro de nosotros mismos, al escuchar las palabras de otra persona o estar atentos a un sonido. Aquello, que estamos vivenciando dentro de nosotros mismos, en principio no tiene importancia para el proceso externo: ¡Qué le importa a la campana que la estemos escuchando! Allí tan solo hay una conexión entre nuestro interior, nuestra vivencia interna y el proceso que tiene lugar en la campana, en tanto que estemos escuchando.

No podemos decir lo mismo, cuando contemplamos al proceso objetivo en ocasión del gustar o en ocasión del oler, o hasta digamos al emplear al tacto. Allí, estamos frente a un proceso universal. Lo que allí acontece en su organismo, no lo podemos separar de aquello que acontece en nuestra alma. En esa oportunidad no podemos decir como en el caso de la campana: ¡a la campana le es indiferente que la escuchemos! Es así, que no podemos decir: ¡a aquello que acontece sobre la lengua, nada le importa lo que vivenciamos cuando estamos bebiendo vinagre! Eso, no lo podemos decir así: allí impera una íntima relación; allí, lo que es íntimo proceso, se unifica con el proceso subjetivo.

Los pecados que sobre ese terreno se cometen por la fisiología moderna, de hecho rayan en lo inaudito, por la razón, de que un proceso tal como el gustar, se le presentan al alma de similar manera como el mirar o el escuchar. Y existen tratados filosóficos, que de simple manera y en general, hablan de cualidades sensorias y su relación hacia el alma. Locke, y hasta Kant, hablan en términos generales de una relación del mundo exterior sensorio, con respecto a la subjetividad humana, mientras algo completamente diferente está dado, con respecto a todo aquello que desde el sentido de la visión se halla consignado hacia arriba, y en aquello que desde el sentido del gusto está consignado hacia abajo. Es imposible, abarcar estas dos regiones con un solo precepto. Y como así se ha hecho, se ha planteado esta tremenda confusión, que desde Hume o Locke y aun con anterioridad a ellos, ha desbastado los conceptos modernos, llegando hasta la fisiología moderna. No podemos tomar conocimiento de la naturaleza y la esencia de los procesos y con ello tampoco del ser del hombre, al analizar las cosas según conceptos pre-establecidos y sin observarlas de manera imparcial.

Por lo tanto, tenemos que tener en claro, que al contemplar de esta manera al hombre, por una parte tenemos una vida orientada hacia el interior, que el hombre vive para sí mismo al mantenerse perceptivo frente al mundo exterior; por otra parte, de hecho también percibe…pero, con aquello que percibe, se ubica en el mundo. Si me permiten expresarme de manera radical, en definitiva es así, tenemos que decir: aquello que acontece en mi lengua mediante el sentido del gusto, se trata de un proceso objetivo dentro de mí, al tener lugar en mi interior, se trata de un proceso mundial. Mientras que no puedo decir, que aquello que se genera en mi interior como imagen a través de la visión, es un proceso del mundo, del universo. Podría desaparecer, y el mundo seguiría siendo lo que es. Tenemos que fijar con firmeza, la diferencia entre el hombre superior y el hombre inferior. Al no fijarla, tendremos la imposibilidad de acceder a determinadas orientaciones.

Disponemos de verdades matemáticas, verdades geométricas. La contemplación superficial del hombre considera: y bien, de su cabeza, o de alguna otra parte, el hombre saca la matemática (no son tan definidas las suposiciones que realizamos). Pero no es así. La matemática procede de regiones muy diferentes. Y si contemplamos al hombre, nos hallamos frente a las regiones, desde las cuales procede lo matemático: se trata del sentido del equilibrio, el sentido del movimiento. Desde estas profundidades hasta cuales ya no accedemos con nuestra habitual vida anímica, procede el pensamiento matemático. Debajo de nuestra vida anímica habitual vive aquello, que nos eleva aquello, que desarrollamos en formaciones matemáticas. Y vemos entonces que lo matemático en realidad se arraiga en aquello que en nosotros a su vez es cósmico. En realidad somos subjetivos tan solo con aquello, que desde el sentido de la visión AQUÍ, se encuentra hacia arriba (ver esquema). Y con aquello, que ALLÁ se encuentra hacia abajo arraigamos en el mundo; estamos insertos en el mundo: con aquello empero que se encuentra abajo, somos como un tronco de madera – al igual como todo el mundo exterior restante. Por ello, jamás podemos decir, que la geometría posee algo subjetivo, dado que proviene de algo dentro de nosotros, en lo cual nosotros mismos somos objetivos. Es exactamente el mismo espacio que transponemos al caminar, y el cual nos proporcionan nuestros movimientos… es con exactitud el espacio aquel que empleamos luego, cuando mediante la imagen lo hemos extraído de nosotros, con referencia a lo contemplado. Con referencia al espacio, jamás se afirmaría, que pueda tratarse de algo subjetivo, dado que no proviene de la región de la cual proviene lo subjetivo.

El modo de contemplación como el aquí expresado, le es ajeno a todo el Kanteanismo, porque desconoce esa diferenciación radical entre estas dos regiones en la vida humana.

No sabe que el espacio no puede ser algo subjetivo, porque el espacio se genera en la región en el hombre, que de por sí, es objetivo, frente al cual nos comportamos de manera objetiva. Tan solo resulta que con él nos relacionamos de diferente manera que con el mundo exterior, pero se trata de mundo exterior, auténtico mundo exterior – y todas las noches se convierte en mundo exterior, cuando estando dormidos, nos replegamos con nuestra subjetividad, el yo y el cuerpo astral.

Es necesario comprender: de nada vale, reunir gran cantidad de hechos externos, referidos a una supuesta ciencia, que a su vez está destinada al fomento de una cultura, cuando existen conceptos completamente confusos acera de la comprensión del mundo, cuando acerca de las cosas más importantes, no existen conceptos claros. Y es aquello que tenemos frente a nosotros, como misión ineludible, para poder oponernos a las fuerzas de decadencia y en apoyo a las fuerzas del bien: que tener que reconocer sobre todo, que es necesario llegar a conceptos claros, no difusos.

Tenemos que tener en claro, que de nada sirve el partir de conceptos, el partir de definiciones, y que lo importante es, la contemplación desprejuiciada de las regiones de los hechos.

Ninguna persona tiene el derecho, de limitar por ejemplo a la región de la visión a algo, que luego caracteriza a modo de un ámbito sensorio, cuando no a su vez delimita digamos, al ámbito de la percepción de la palabra como ámbito de la misma índole. Intentemos membrar al ámbito de la experiencia global de manera tal como ya lo hice reiteradas veces, y podremos ver entonces, que no podemos decir: tenemos ojos, por lo tanto tenemos un sentido de la visión y contemplamos al sentido de la visión… y en cambio tendremos que decirnos: por cierto esto está relacionado con algo que la facultad de la vista posee órganos tan expresamente físicos sensorios; esto empero no justifica, delimitar al ámbito de los sentidos a aquello de lo cual se hallan en existencia órganos físicos claramente perceptibles. Con ello, por mucho no nos aproximamos a cualquier contemplación superior, sino que tan solo accedemos a aquello que tiene lugar en la vida común del ser humano. Accedemos al hecho importante, que tenemos que diferenciar entre aquello que es subjetivo en el hombre, lo que es la vida anímica interior en el hombre, en lo cual, de hecho el hombre está dormido. El hombre es un ser cósmico por ejemplo en relación a todo aquello que transmiten sus sentidos: allí, es un ser cósmico. En nuestra vida común del alma – al menos, no sin contemplación superior – nada sabemos de aquello que acontece, cuando movemos nuestro brazo: esto es desarrollo de la voluntad. Se trata de un proceso que se halla fuera de nosotros, al igual como cualquier otro proceso exterior – así y todo, está íntimamente ligado con nosotros. Pero se encuentra fuera de nuestra vida anímica. En cambio no puede haber una representación, sin que participemos con nuestra conciencia. Al membrar estos tres ámbitos, por lo tanto aún obtenemos otra cosa.

Con todo aquello que nos transmiten nuestros sentido del yo, nuestro sentido del pensamiento, nuestro sentido de la palabra y nuestro sentido de la audición, al convertirse esas transmisiones en vida del alma, obtenemos en sentido eminente todo aquello que es ALLEGADO A LA NOCIÓN, AL CONCEPTO.

En el mismo sentido, todo aquello que es sentido del calor, sentido de la visión, sentido del gusto, sentido del olfato, es ALLEGADO AL SENTIMIENTO. En alguno, no es tan ostensible, como en el caso del sentido de la vista. En el caso del sentido del gusto, en el sentido del olfato y del sentido calórico es llamativo, pero en el sentido de la vista, aquel que pone dedicación, también lo podrá encontrar.

En cambio aquello que está relacionado con el sentido del equilibro, el sentido del movimiento, el sentido de la vida, y también con el sentido del tacto, aunque allí es más difícil notarlo, por el hecho de que el sentido del tacto se retrotrae hacia el interior… todo es ALLEGADO A LA VOLUNTAD. De hecho en la vida del hombre todo se halla entre-emparentado y a su vez todo se encuentra metamorfoseado.

De esta manera he tratado de resumir lo dicho en las diferentes otras oportunidades, para adherir luego el contenido de los encuentros de mañana y pasado mañana.

Si hay un ser complejo y maravilloso, dentro del reino de las formas, todo percepción ese ser, es el ser humano (Laura)